Ayuntamiento de Madrid

Carmena deja obras a medio terminar en Fuencarral poniendo en riego de caídas a los vecinos

Los vecinos del madrileño distrito de Fuencarral-El Pardo están viviendo graves problemas de movilidad. El Ayuntamiento encargó unas obras para eliminar barreras arquitectónicas pero se han paralizado.

Carmena deja obras a medio terminar en Fuencarral poniendo en riego de caídas a los vecinos
Obras paralizadas en Fuencarral-El Pardo.

El distrito de Fuencarral-El Pardo lleva semanas en estado de guerra. El Consistorio de Manuela Carmena encargó unas obras para eliminar barreras arquitectónicas pero la empresa ha abandonado dichos trabajos.

Según revela el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, la empresa no ha podido completar las tareas previstas en los meses estipulados en el contrato. Se ha tenido que hacer una prórroga, pero durante semanas las obras se han suspendido las labores mientras el concejal de Economía y Hacienda da su visto bueno a la ampliación del contrato.

Las zonas más castigadas son elPoblado Dirigido, el Barrio del Pilar y Peñagrade. «Es una imprudencia del equipo de Gobierno que está provocando muchos inconvenientes para los vecinos», explica la concejal del PP en el distrito y portavoz de urbanismo, Paloma García Romero.

Hay rampas a desnivel sin seguridad, pasos de cebra sin terminar, tierra sobre la calzada, aceras levantadas con suministros al aire, así como muchos elementos sin asegurar. «Esto conlleva problemas para personas mayores, padres y madres con carritos de niño, personas problemas de movilidad, etc.», agrega la edil.

«Es una zona ya muy castigada, ahí encontramos un centro de especialidades cuyos pacientes tienen serios problemas para acceder», considera García Romero. El proyecto arrancó en 2016 con unas jornadas de participación ciudadana pero hasta enero de 2018 no salió el concurso de las obras de 1,2 millones de euros.

Carmena deja obras a medio terminar en Fuencarral poniendo en riego de caídas a los vecinos
Escenas de Fuencarral-El Pardo con obras abandondas.

Las obras, según consta en el expediente, tenían previsto una ejecución de cuatro meses, tenían que estar terminadas antes de acabar 2018, pero llegó 2019 y no han concluido. La empresa trabajó hasta el 24 de enero de 2019 y, entonces, optó por retirar la maquinaria y los obreros de la zona levantada, dejando las calles con riesgo de caídas para los viandantes.

Calvo asegura que la empresa sí ha completado «el 65% de lo previsto». En 2019, han solicitado una prórroga y se les ha concedido. Asegura que «no han abandonado las obras», simplemente hay «una paralización puntual».

«Hay que ajustar anualidades»

El edil de Carmena apunta que el fin de año es el culpable de los retrasos. «Al final de 2018, se ha dado una circunstancia habitual, en el último mes del año hay que ajustar las anualidades. Se ha propuesto la suspensión temporal del contrato hasta que sea aprobada por el área de Hacienda la anualidad necesaria. La modificación de crédito indispensable se encuentra tramitada y está a falta de su aprobación por parte del delegado de Hacienda», ha expuesto

«Las obras se reanudarán la próxima semana o la siguiente», aventura Calvo. Finalmente ha aprovechado para cargar contra el PP. «Les pido una reflexión, ya que les preocupa tanto estos barrios, ¿cuántas intervenciones hicieron ahí durante 25 años? Agradecemos su preocupación, pero sería mejor que se preocuparan, no ahora con esta paralización puntual de las obras, sino durante los 25 años anteriores», remata el concejal.

Lo último en España

Últimas noticias