Puigdemont a Torrent: «Hay muchas posibilidades de que vuelva a Cataluña para ser investido»

Carles Puigdemont ha trasladado este miércoles al presidente del Parlament, Roger Torrent, que "hay muchas posibilidades" de que vuelva a España para estar presente en la sesión de investidura en la que es candidato y convocada el 30 de enero.

Así lo ha explicado Puigdemont en declaraciones a los medios tras la reunión que ha mantenido con Torrent en Bruselas, y ha subrayado que trabajará "hasta el último momento" para participar presencialmente en el pleno de investidura.

"La investidura ideal es la investidura presencial y la que queremos todos que haya y para las que debería haber las condiciones para que se produjera", pero también hay otros caminos y por ahora no se puede descartar ninguno, ha subrayado.

Y ha pedido "que nadie descarte que se pueda celebrar en las condiciones óptimas" para que todos los diputados puedan estar presentes en el pleno.

Puigdemont, reclamado por la Justicia por delitos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia, ha recibido la visita en Bruselas de Torrent, que dice haberse pagado de su bolsillo tras las críticas y presión de los partidos constitucionalistas, que se preguntan en primer lugar qué hace la segunda autoridad de la automomía dialogando con un prófugo y, segundo, por qué no ha podido hacerlo por teléfono o cualquier otro dispositivo que permita videoconferencia, algo que habría evitado una fotografía de legitimación como la que ya se ha producido.

El huido trabaja con su equipo legal el retorno y afirma que trabajará "hasta el último momento" para hacerlo con las mayores garantías, consciente de las escasas -o nulas- posibilidades de que se celebre una sesión de investidura sin el protagonista, opción ya tumbada por los letrados del Parlament.

El ex presidente de la Generalitat quiere forzar la imagen a escala internacional de un arresto que él consideraría un escándalo. En el otro lado, se busca evitar la estampa, con la certeza en todo caso de que Puigdemont no volverá a estar al frente del Gobierno de Cataluña y pagará por lo que ha hecho.

El "mandato claro" del 21-D

Puigdemont ha apuntado que el mandato de las elecciones del 21 de diciembre es que él sea el presidente, y ha señalado que Torrent comparte este objetivo y que le ha trasladado que trabajará para materializado: "Gracias por la predisposición".

Olvidando que no hubo mayoría independentista en votos, el fugado Puigdemont ha seguido en su idea: "Nos hemos conjurado para continuar siendo fieles a lo que la mayoría de catalanes ha votado y eso es lo que deberíamos respetar todos", también el Estado, ha apuntado.

Puigdemont ha recalcado que trabajará para que la investidura sea "exactamente como quieren los ciudadanos que sea, respetando el mandato claro del 21-D".

Por ello, y olvidando de nuevo la separación de poderes que rige en la democracia española, ha pedido "que se retiren todos los elementos que impiden la normal celebración del pleno, y hay que intentar hasta el último momento que eso sea posible".

Además, ha dicho que el Estado "deberá explicar por qué no permite una investidura presencial si finalmente no puede producirse".

Separación de poderes

Tras señalarle un periodista que la separación de poderes no permite que el Gobierno central se inmiscuya en cuestiones judiciales ni facilite una investidura a distancia, Puigdemont ha respondido: "La vicepresidenta [Soraya Sáenz de Santamaría] ya dejó claro que quien había decapitado el movimiento independentista era Rajoy".

"Mi prioridad es que el resultado del 21-D lo respetemos todos, también el Gobierno español, que no lo está haciendo como hemos visto que ha hecho hoy", impidiendo que su reunión con Torrent se hiciera en la delegación del Govern en Bruselas, ha añadido.

Así, ha señalado que no aceptará "el chantaje que está conduciendo a la situación de esperpento que se ha visto hoy", y ha pedido ‘seny’, rigor y normalidad democrática al Estado. "Si el Estado español entendiera que lo mejor para todos es que este debate se celebre con normalidad, habremos hecho un salto de gigante", ha apuntado.

Controles policiales

Preguntado por los controles policiales para evitar que regrese a España sin ser detectado, Puigdemont ha ironizado con que este tipo de actuaciones deberían emplearse en casos como los de corrupción.

"Ojalá hubieran puesto tanto empeño en controlar las fronteras cuando sus amigos se beneficiaban de fugas de capitales completamente inconstitucionales", ha señalado.

Lo último en España

Últimas noticias