Bildu ya es el mayor socio de Sánchez: ERC camufló pagos presupuestarios a Otegi para disimular su poder

Otegi Pedro Sánchez
Arnaldo Otegi en un acto de EH Bildu.

Arnaldo Otegi es ya oficialmente el mayor socio de Pedro Sánchez. El último reparto de dinero entre los aliados del PSOE ha confirmado lo que los gestos políticos narran cada día: que los proetarras de Bildu son ya el apoyo más caro de todo el Gobierno. Por encima de PNV o de los propios separatistas catalanes. Bildu realmente ha logrado casi 35 millones de euros en la negociación de enmiendas de los Presupuestos. Por encima de los 42 millones que corresponden de forma conjunta a ERC y Junts. Y por encima de los 32 millones del PNV. Eso sí, la inestimable ayuda de ERC ayudo a camuflar pagos presupuestarios a Otegi para disimular su poder. Por eso la primera fotografía mostró a un Bildu más modesto. El análisis definitivo de todas las partidas desmiente esa modestia: Otegi es el gran apoyo de Pedro Sánchez. Y el más caro.

Pese a que el reparto oficial de millones en la negociación de las enmiendas de Presupuestos situaron a Bildu en una posición más modesta, lo cierto es que Otegi es ya el principal socio de Pedro Sánchez. Y lo es en millones, el lenguaje que mejor entienden los socios del PSOE.

El último reparto de dinero plasmado en la negociación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado ha materializado un hecho que a Pedro Sánchez le costará explicar al PNV. Y es que el gran poder de chantaje presupuestario de los de Urkullu ha cedido paso al gran poder de sustracción de millones de Bildu.

La clave está en que ERC destinó 7 millones de sus enmiendas al País Vasco. Y a temas reclamados por Bildu. Los cursó y solicitó como enmiendas propias, pero resulta un tanto complicado pensar que el objetivo electoral de ERC esté en captar votos en el País Vasco.

El principal beneficiado de ese camuflaje de partidas y enmiendas es el propio PSOE que, gracias a ese desvío de enmiendas, lograba esquivar el titular de que el principal socio del Gobierno es ya Otegi. Lo lograba esquivar hasta ahora.

ERC ‘logra’ 7 millones para el País Vasco

El desglose de esos 7 millones es el siguiente. De esa cuantía, 6 millones de dirigen a “proyectos culturales” del Ayuntamiento de Pasajes ( Guipúzcoa). Es igualmente llamativo que en ese municipio ganó las elecciones Bildu, pero gobierna el PSOE con el PNV. Ahora, sin embargo, el que lleva el dinero a la localidad es Bildu.

Otros 0,5 millones se destinan a digitalización en Euskera. Y otro medio millón, para la N400 a su paso por Lesaca, en plena obsesión de Bildu con su avance electoral en Navarra y, en especial, en la zona Norte de la Comunidad Foral. Todo, lógicamente, fuera de la órbita de intereses de un partido separatista catalán. Pero sí de su gran aliado en el Congreso: Bildu.

El resultado es que a los 27.850.000 que Bildu había sacado con sólo 5 diputados, ahora hay que sumarle estos siete millones, con lo que pasan a ser el partido que más rendimiento ha obtenido en la negociación presupuestaria. De hecho, superando los 32.084.500 que logró el PNV con sus seis diputados.

ERC, por su parte, cuenta con 13 diputados y Junts con 8. Con lo que cada uno de los diputados de Bildu le han costado a toda España en esta última negociación 6,97 millones de euros. Muy por encima de los 5,3 millones extraídos por cada sillón del PNV en el hemiciclo.

Pedro Sánchez, de hecho, ha sacado adelante unos Presupuestos irreales, cuyas previsiones no encajan ni de lejos con las de Bruselas, pero que le facilitan la supervivencia política. Pero esos Presupuestos se han convertido en toda una competición de chantajes por parte de los socios de Sánchez.

Se ha tratado en total de un mercadeo de 295,52 millones de euros. Que ha servido para engrasar alianzas electorales y contentar a los socios que sostienen en el Gobierno a Pedro Sánchez. Las partidas han sido de lo más variadas: desde proyectos de digitalización en euskera, hasta cinematografía en lenguas cooficiales, pasando por ayudas al Monasterio de Poblet, al Centro Deportivo de Tortosa, al Archivo Provincial de Tarragona o al plan contra el ruido de localidades catalanas.

Pero los conceptos son lo de menos. La cuestión está en que lo pedían los aliados de Sánchez y ese argumento bien vale unos cientos de millones. Y todo ello sin contar con el desequilibrio ya inicial del proyecto de Presupuestos. Traducido a territorios, es igualmente fácil ver esta conclusión: Cataluña logra en este chantaje 43,51 millones; País Vasco, 41,9 millones; Aragón, 17,7 millones; y Comunidad Valenciana, 13,3 millones. Y el resto de territorios, a años luz.

Lo último en España

Últimas noticias