Beatriz Fanjul: «Sánchez será el responsable final si el 9 ó 10-N sus socios sabotean el proceso electoral en Cataluña»

Beatriz Fanjul se presenta en Vizcaya para lograr en las urnas el España Suma que se ha negado en el cuartel general de Ciudadanos. Quiere sumar para recuperar un hueco de constitucionalidad que se ha perdido en el País Vasco y que es la clave del éxito de PNV y del avance de EH Bildu. Fanjul tacha al PNV de “el más sibilino de los separatistas”, alerta de que “en estas elecciones nos jugamos el futuro y la unidad de España”, y responsabiliza a Pedro Sánchez de que “este fin de semana esté en riesgo el poder votar con libertad en Cataluña: son sus socios los que lo pretenden sabotear”.

P. Te has presentado a estas elecciones con un lema muy claro, un ‘España suma’ traído al País Vasco, incluyendo un ‘Vizcaya suma’, que es donde se presenta por el Partido Popular. ¿Beatriz Fanjul va a conseguir sumar en estas elecciones?

R. Desde luego que sí. Hemos reflexionado, llevamos trabajando desde el pasado 28 de abril en este nuevo proyecto, tratando de aglutinar a todos aquellos vizcaínos que se sienten vascos y españoles, a todos los constitucionalistas, sean de izquierdas o derechas, bajo un mismo proyecto.

P. Si el Partido Popular suma, ¿quién es el que resta? ¿Resta la política de pactos de Pedro Sánchez?

R. Evidentemente, el primero que resta es Pedro Sánchez, que es el culpable no sólo de esta nueva convocatoria de elecciones y del bloqueo en el que estamos desde hace año y medio, sino que es el responsable de lo que está pasando en Cataluña, puesto que al fin y al cabo son sus socios separatistas.

P. Está el foco puesto en lo que pueda ocurrir en Cataluña durante las jornadas de reflexión y electoral. Los CDR ya han avisado de que pretenden reventarlo. ¿Quién es el responsable final en caso de que ni tan siquiera se pueda desarrollar en un rincón de España un proceso electoral con garantías?

R. Evidentemente el señor Sánchez. Llevamos semanas, meses, sin que se garantice el orden constitucional. De todas maneras, me atrevo a decir que Sánchez no se va a mover si no ve que se juega un escaño. De hecho, sólo se ha preocupado por frenar la ‘república digital’ y no es capaz de frenar la ‘república presente’ que hay en Cataluña.

P. Decía Cayetana Álvarez de Toledo que si saca un escaño más el PSOE que el PP seguirá con la ‘política Frankenstein’, y si es Pablo Casado el que saca un escaño más, se puede revertir esa situación. ¿Nos jugamos todo eso en estas elecciones?

R. Nos jugamos España, nos jugamos cada Comunidad Autónoma, el poder generar las condiciones necesarias para que haya empleo, el futuro de las pensiones, la defensa de la propiedad privada, del orden constitucional, de la democracia representativa, Nos lo jugamos todo.

P. ¿Entiendes que así se haya planteado un ‘España suma’ y haya habido fuerzas constitucionalistas, me refiero a Ciudadanos, que hayan recibido órdenes para frenar un ‘País Vasco suma’ o un ‘Vizcaya suma’?

R. No. Ha llegado un momento en el que parece que en la política sólo importa el responsable de turno y no entienden que en política hay gente que está por vocación. Quien lo ha entendido es Javier Gómez, el responsable en Álava de Ciudadanos, que hizo un ejercicio de responsabilidad. Y fue cesado por Albert Rivera por tratar de aglutinar un centro derecha constitucionalista vasco de cara a estas elecciones. La dispersión de voto en Vizcaya nos dio cero escaños. Cualquier persona responsable y que ame el País Vasco y España y que mire por los ciudadanos y no su futuro personal entiende la necesidad de aglutinar ese voto y generar una alternativa a Sánchez y al PNV.

P. En caso de que Sánchez saque más votos, ¿tiene que apoyar el PP una gobernabilidad para evitar un ‘gobierno Frankenstein’?

R. Hay que saber diferenciar lo que pueda ser el señor Sánchez a lo que ha sido el PSOE en los últimos años. Pedro Sánchez es una persona que no es de fiar, que pone sus intereses personales por delante de los de todos los españoles. Lo que tendría que hacer Sánchez es ser coherente entre lo que haga en España y lo que haga en las Comunidades Autónomas. La coherencia te da credibilidad. No podemos garantizar un gobierno de España con el PSOE y Ciudadanos cuando estamos vendiendo las Comunidades Autónomas que más necesitan de la unidad de España.

P. Con Beatriz Fanjul surge un PP en el País Vasco que suena a otras etapas. ¿Ha habido variaciones o el PP de Fanjul es el PP de siempre?

R. Es el PP de siempre. Yo tengo 28 años y he recogido las sensibilidades de todos los presidentes del PP vasco desde los años 80 hasta ahora. He crecido con ellos, he aprendido de ellos, y somos una suma de todos. Con mi edad puedo permitirme un desparpajo que alguien con más desgaste.

P. ¿Es la misma renovación que plantea Pablo Casado?

R. Yo apoyé a Pablo Casado en su día en las primarias porque me sentí totalmente identificada con él, Creo que tenemos los mismos principios, los mismos valores y la misma forma de entender la política.

P. ¿También es necesario blindarse ante la crisis económica que viene por delante?

R. Por supuesto, el PP siempre ha sido garantía. El PSOE tiene la manía de coger el país y destrozarlo. Entonces, los ciudadanos llaman a la puerta del Partido Popular para solucionarlo. Y cuando terminamos de solucionarlo y vamos asomando la cabeza, ha venido Sánchez a meternos de nuevo en el agujero. Ante los nubarrones que vienen, Pablo Casado será el nuevo fontanero.

P. El hecho de que los pactos del PSOE sean con partidos que piden todavía más gasto y más impuesto, ¿pueden tener una repercusión clara en el futuro de España?

R. Sí, se van a traducir en más paro, más impuestos, más gasto público, más déficit… Hay una cosa que es maravillosa, la izquierda siempre habla de progreso, pero progresar sólo lo hacen ellos.

P. En caso de que llegue el PP con sus recetas, que parece que tienen encaje, ¿eso podría evitar el impacto de la crisis?

R. Desde luego, nosotros decimos que cuantos menos impuestos, más dinero en los bolsillos de los españoles. Y eso genera más ahorro, más consumo, y que la economía comience a funcionar. Eso es algo que le cuesta entender a la izquierda.

P. ¿No ponen en peligro, como dice la izquierda, esas políticas la sostenibilidad del Estado de Bienestar?

R. Sólo hay que mirar hacia atrás, a cómo nos ha ido con los gobiernos del PP. Hemos creado 500.000 puestos de trabajo cada año. Y ahora hemos sumado 100.000 parados más sólo en el mes de octubre.

Lo último en España

Últimas noticias