Bayo pide paralizar el congreso y convocar uno "limpio" para que todos los afiliados voten

José Luis Bayo, candidato a presidir el Partido Popular. Foto: EuropaPress
José Luis Bayo, candidato a presidir el Partido Popular. Foto: EuropaPress.

El aspirante a presidir el Partido Popular José Luis Bayo ha avanzado que este viernes, 29 de julio, presentará un escrito en Génova para solicitar la paralización del Congreso Extraordinario Nacional para que se convoque otro"limpio" en el que todos los afiliados puedan votar.

Bayo llevará su propuesta al comité organizador, que se reúne este viernes, y posteriormente al de Derechos y Garantías del partido, para denunciar "una serie de irregularidades" al tener constancia de afiliados que no se han podido registrar. Lo hará ahora "por escrito y de forma oficial" después de transmitirlo "personalmente por Whatsapp a Luis de Grandes -presidente del comité organizador- y Fernando Martínez-Maíllo -coordinador general del PP-.

A partir de ahí, su objetivo es que la dirección del PP fije una nueva convocatoria con plazo abierto hasta septiembre para que "la gente regularice sus cuotas" y convoque un nuevo congreso "ordinario o extraordinario", además de cambiar la normativa para incluir el precepto ‘un militante, un voto’.

Respecto a la intención de presentar una demanda al PP, que ya avanzó este pasado miércoles, ha reiterado que "evidentemente" lo hará si el partido no contesta al escrito "en tiempo y forma". Y ha enfatizado en este punto: "Hay gente muy cabreada, se han presentado denuncias en Madrid y Andalucía en los procesos para la elección porque no les han dejado".

"Las estructuras del partido en la Comunidad Valenciana no han dejado que la participación sea libre", ha subrayado el también ex presidente de Nuevas Generaciones (NNGG) del PP valenciano, aunque ha remarcado que la situación se ha producido en otras direcciones territoriales.

José Luis Bayo, que ya denunció la pasada jornada la existencia de una "mano negra" en el partido, también ha compartido esta tarde un mensaje en su cuenta de Twitter. "Vamos a solicitar la paralización del Congreso Extraordinario Nacional, para que convoquen uno congreso limpio, y que todos los afiliados puedan votar. Democracia Ya!!!!!!", ha reivindicado en el tuit, junto al ‘hashtag’ de sus iniciales.

Los avales

De los 100 avales que se exigían como mínimo para poder presentar la candidatura, solo 42 de los entregados por José Luis Bayo eran válidos, según informaron fuentes de la comisión por lo que su candidatura fue rechazada.

El candidato ha denunciado al respecto que "hay cosas que van más allá de los 100 avales" e "impiden la participación de gente que está al corriente de los pagos", por lo que ha explicado que estudia los plazos del congreso para ver si cumple con los estatutos del PP. "A partir de ahí, según lo que contesten, tendrán que dar argumentos jurídicos y preguntar a la dirección territorial valenciana", ha aseverado.

Ha puesto como ejemplo "irregularidades" como que "315 afiliados en Orihuela (Alicante) no se han podido apuntar porque la sede no se abrió", así como el no haber "tenido acceso a la sede" del PPCV en València para presentar su programa. "He tenido que hacer la rueda de prensa bajo, en la puerta", ha recalcado.

Otro ejemplo que ha indicado la existencia de "un chat interno del partido que dice que hay directrices de Génova de que NNGG está exenta del pago de la cuota", lo que ve como "mensajes contradictorios".

Pidió parar el regional

Bayo fue presidente de Nuevas Generaciones de la organización valenciana del PP durante la pasada década y dimitió en marzo de 2008 por "motivos personales y laborales". En 2016, anunció su intención de competir contra la jefa del PPCV, Isabel Bonig, en el congreso regional, y presentó su candidatura, aunque la retiró en marzo de 2017 al considerar que "el proceso no cumplía con todas las garantías".

De hecho, José Luis Bayo ya presentó una demanda el año pasado para que se paralizara la votación del XIV Congreso Regional del PPCV al constatar "una serie de anomalías que hacen que no jugase en las mismas condiciones que Isabel (Bonig)" y denunciar "dificultades, amenazas y presiones" durante la recogida de apoyos. La Fiscalía no vio trato de favor y pidió que se desestimara la demanda.

Lo último en España