Crisis del coronavirus

Así peloteaba el líder de la OCDE a Pedro Sánchez en Davos: «Un auténtico líder de cariz internacional»

Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), aduló esta semana al Gobierno de Pedro Sánchez al situarlo como octavo país que más test de coronavirus ha realizado. Un ranking que fue desmentido poco después, al detectarse que los datos de España eran incorrectos. Pero no es la primera vez que Gurría le regala los oídos a Sánchez. Ya lo hizo al presentarle como «flamante presidente español» ante la cumbre internacional del Foro Económico de Davos (Suiza). Poco después, Sánchez afirmó que se sentía cómodo en la cita porque allí no le veían «como un rojo peligroso».

Este lunes 27 de abril, Gurría le puso en bandeja al Gobierno de Sánchez una victoria para su imagen: convertir a España en uno de los países que más test de COVID-19 han realizado del mundo.  Pero fue una victoria efímera. A las pocas horas de que el Gobierno presumiese de ello se supo, tal y como constató OKDIARIO,  que los datos que situaban a España en ese puesto eran erróneos y habían sido ofrecidos directamente por La Moncloa, sin ningún tipo de verificación. Eso no impidió que Ángel Gurría felicitase en público al Gobierno de Sánchez por estos resultados:

No era la primera vez que Gurría adulaba a Sánchez en público. Ya ocurrió el pasado 22 de enero en la reunión del Foro Económico de Davos, que congrega a los principales líderes políticos y empresariales del mundo. A Gurría aquel día le tocó presentar a Pedro Sánchez. Una conferencia prevista a las 11 de la mañana ante un auditorio con capacidad para 2.000 personas, que sin embargo apenas llegaba a los dos centenares de asistentes.

«Señores y señoras, me resulta sumamente grato poder presentar ante ustedes al presidente español Pedro Sánchez, que acude a Davos como flamante presidente que ha ganado dos elecciones, una tras otra. Acaba de nombrar a sus ministros», arrancó Gurría.

«La economía española es fuerte, su crecimiento supera a la media europea, se crean empleos, las exportaciones son robustas, pero las reformas estructurales se presentan ante nosotros. Bajo su liderazgo -interpelaba a Sánchez-, seguro que España sabrá lidiar con éxito con la recesión global y hará que su modelo económico sea más inclusivo y sostenible», aseguró el secretario general de la OCDE, que este año debe enfrentarse a su reelección al cargo.

«Auténticos líderes internacionales»

«A escala global, el presidente Sánchez también ha resultado ser uno de los grandes adalides del multilateralismo. Esto es muy alentador, en unos momentos en los que precisamente necesitamos auténticos líderes de cariz internacional«, advirtió Gurría en una velada referencia al presidente estadounidense, Donald Trump, quien un día antes había revolucionado la cumbre y al que se señalaba por sus propuestas próximas al aislacionismo económico.

Gurría aseguró que el liderazgo internacional de Sánchez «lo vimos recientemente cuando España acudió al rescate y se ofreció para organizar la Cumbre del Clima en Madrid, y la organizó en tres escuetas semanas. Una organización que suele requerir años de planificación. Esto muestra el incansable compromiso de España con el cambio climático».

Sánchez, en palabras de Gurría, «también es promotor de la igualdad de género y ha sido un ejemplo modélico en esta materia al componer su gobierno. Su compromiso también beneficia a la OCDE: España va a presidir nuestra reunión del Consejo Ministerial este año, a finales de mayo, y esta será una reunión capital.

El ranking ‘fraudulento’

El segundo intento de Gurría por salvarle la cara al Gobierno de Sánchez ha terminado en fiasco. Las cifras que aportó España para colocarse octava en el puesto de países con más test estaban infladas. Se habían sumado los test de anticuerpos, que no computaban para ningún otro país del ranking. Los mismos que España oculta a diario en su balance oficial de casos para ‘vender’ que hay más personas curadas que contagiadas.

A lo largo de la tarde del lunes desde ‘Our World in Data‘ (‘Nuestro Mundo en Datos’), la organización que aporta las cifras con las que la OCDE elabora sus rankings, fueron desmintiendo los datos españoles.

Como advirtió Edouard Mathieu, experto de dicho organismo, en respuesta al propio Ángel Gurría, la posición real de España se encuentra muchos puestos por detrás: 22 test por cada 1.000 habitantes, y no los 28,6 de los que presumía el Gobierno el lunes.

De hecho, la posición real está por debajo de la media OCDE. El Gobierno respondió a la polémica con un comunicado, enviado a los medios de madrugada, echando la culpa de todo a la OCDE.

Lo último en España

Últimas noticias