Aparece un bolardo del Ayuntamiento de Madrid instalado en Tomares (Sevilla)

Aparece un bolardo del Ayuntamiento de Madrid instalado en Tomares (Sevilla)
Bolardos con el escudo de Madrid en una localidad cercana a Sevilla. (Foto: TW)

En la localidad sevillana de Tomares ha aparecido un bolardo con el escudo de la capital de España, el célebre icono del Oso y el Madroño. La sorpresa de los vecinos ha sido muy sonada pero, sin embargo, como ha podido saber OKDIARIO, es una situación temporal.

Fuentes del Ayuntamiento de Tomares explican que la empresa responsable ha expuesto que se quedó sin bolardos neutros. Es por ello que la compañía ha ofrecido al Consistorio andaluz que, de forma provisional, se instalen otro tipo de bolardos.

Desde la delegación municipal de Urbanismo e Infraestructuras Municipales explican que en la calle donde se localiza la fotografía, la calle De la Fuente, hay actualmente unas vallas con el escudo del Ayuntamiento de Tomares. Estas vallas limitan las dos zonas peatones que tienen diferente altura. Previamente se habían colocado bolardos sin ningún tipo de escudo pero "la medida no fue suficiente y se han sustituido por vallas".

Las vallas tardaron en ser suministradas por la empresa más de lo debido "más de lo debido", según el Gobierno. Mientras llegaban las vallas, la empresa colocó bolardos. Al quedarse sin existencias en su almacén, sin coste alguno para el Ayuntamiento, se colocó uno con el logo de la capital. La casualidad acabó en que se optara por el modelo de muestra del Ayuntamiento capitalino.

Fue la única solución posible para que se resolviera esa circunstancia, sin ningún coste para las cuentas públicas y sin ninguna intencionalidad política, explican. "Como se puede ver, no fue más que un gesto por parte de la empresa a la que se le ha encargado la valla para paliar el retraso de unos días que ha tenido su suministro", explican desde el Ayuntamiento sevillano.

En imágenes de junio de 2014 se refleja que todavía no se habían realizado las obras de peatonalización y ya entonces había una valla para salvar el nivel. En otra zona de esa misma calle ya había bolardos para restringir el tráfico a los coches al centro de la ciudad.

Lo último en España