Albert Rivera dice que es «muy grave» que Sánchez se alíe con «los herederos de ETA y los golpistas»

albert rivera
Albert Rivera en un acto de Ciudadanos. Foto: EP

El ex presidente de Ciudadanos Albert Rivera no ha podido eludir entrar en el cuerpo a cuerpo el día que Vox defendía la moción de censura contra Pedro Sánchez. Rivera ha asegurado que «es muy grave que el presidente del Gobierno se alíe con los herederos de ETA y los partidos separatistas, un hecho sin precedentes en 40 años de democracia».

El que fuera líder de Ciudadanos se refiere al manifiesto «en favor de la democracia» que ha firmado el PSOE junto a todos los partidos nacionalistas, separatistas y proetarras del Congreso con el fin de poner un cordón sanitario a Vox.

A esa alianza Frankenstein se ha referido Rivera en un tuit, recordando que «es muy grave que Sánchez formalice su alianza con los herederos de ETA (así les reconoció dándoles públicamente el pésame) y con los partidos separatistas que dieron el golpe a nuestra democracia, es un hecho sin precedentes en 40 años de democracia».

Precisamente, esta alianza a la que se refiere Albert Rivera era uno de los objetivos que buscaba Abascal cuando Vox presentó la moción de censura contra Pedro Sánchez. Situar en un lado a Sánchez y sus aliados frente al resto de partidos, aunque PP y Cs no se hayan decantado por apoyar la enmienda a la totalidad contra el Gobierno socialcomunista.

Alianza

El PSOE, junto a PodemosERCJunts per CatalunyaPNVCompromís, la CUPBNG y EH Bildu, han firmado un «manifiesto en favor de la democracia» en el que califican el discurso de Vox de «racista, xenófobo y machista», indicando que son «incompatibles con los valores propios de un sistema democrático y suponen un peligro para la convivencia».

El texto es especialmente reseñable en el punto en el que los firmantes, entre los que se encuentran los proetarras de EH Bildu, advierten que «reiteramos nuestro compromiso en la lucha contra los discursos y las actitudes de odio». La formación dirigida por Arnaldo Otegi muestra así su «compromiso» contra el «odio», a pesar de que lleva desde que inició su andadura como partido político sin haber condenado ni una sola vez las cerca de 900 muertes y los miles de heridos provocados por la barbarie del terrorismo etarra.

«Los discursos racistas, xenófobos, machistas que hemos escuchado en lo que va de legislatura por parte de la extrema derecha y derecha extrema son incompatibles con los valores propios de un sistema democrático y suponen un peligro para la convivencia», alegan los firmantes.

Compadreo PSOE-Bildu

Hace tan sólo unos días, el PSOE se unió a los proetarras de EH Bildu para votar en contra una moción presentada por Vox en el Parlamento vasco que tenía como objetivo impedir los homenajes a los presos de la banda terrorista ETA que llevan registrándose en los últimos meses. PNV y Podemos también rechazaron esta propuesta, mientras que la coalición del PP con Ciudadanos ha sido la única que la apoyó.

Se trataba de la primera iniciativa parlamentaria impulsada por Vox en la cámara vasca, a través de su única diputada autonómica, Amaia Martínez. Su finalidad era que el Gobierno vasco de Íñigo Urkullu elaborara un «protocolo específico» para que la Ertzaintza pudiera «garantizar la correcta investigación» de los actos de recibimiento a presos etarras que se han celebrado en la región.

Lo último en España

Últimas noticias