Política penitenciaria

Sánchez permite que los actos de homenaje a etarras se multipliquen por 2,6

Pedro Sanchez
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Foto: EFE

Junio y julio fueron los meses en los que se registraron más actos de enaltecimiento a etarras, precisamente cuando Pedro Sánchez anunció su medida para acercar y excarcelar a presos de ETA.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, COVITE, ha contabilizado un total de 196 actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA en 2018. La cifra representa un 158% más de actos de enaltecimiento del terrorismo que en el 2017, año en el que el colectivo documentó 76 actos.

Desde junio, fecha en que Pedro Sánchez llegó al Gobierno, a diciembre se contabilizaron 122 actos de homenaje a etarras y al terrorismo. Se trata de 50 más que en todo el año anterior. En el período de enero a mayo, bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, la cifra fue de 74.

Según los datos del Observatorio de Radicalización, los meses con mayor número de actos públicos de culto a los terroristas fueron junio (31) y julio (30).

Fue el pasado 27 de junio cuando el presidente del Gobierno defendió por primera vez la posibilidad de acercar al País Vasco a presos de la banda terrorista mayores de 70 años o enfermos terminales. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles la posibilidad de acercar al País Vasco a presos de la banda terrorista ETA mayores de 70 años o enfermos terminales. Antes, había pedido el apoyo del Congreso para "revisar la política penitenciaria y adecuarla a una nueva realidad, siendo empáticos, por supuesto, con las víctimas del terrorismo.

La presidenta de COVITE, Consuelo Ordóñez, ha criticado este viernes que "España es el único país de la Unión Europea que permite que se homenajee en las calles a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado criminal, con el riesgo que entraña para las nuevas generaciones".

En esa línea, Ordóñez ha recordado que, recientemente, la Unión Europea ha instado a los Estados miembros a que "refuercen sus sistemas para garantizar apoyo a las víctimas del terrorismo, siendo una de las medidas que se prohiban por ley los homenajes a terroristas por ser humillantes para las víctimas".

Ordóñez ha destacado el homenaje a Txabi Etxebarrieta, "asesino del guardia civil José Antonio Pardines Arcay, la primera víctima de ETA", el pasado 7 de junio, o los "multitudinarios" homenajes a la etarra Leire Etxebarria en agosto.

COVITE ha resaltado que un tipo de acto de enaltecimiento del terrorismo que "ha aumentado de forma considerable" tras la disolución de la organización terrorista ha sido la aparición de pintadas y de pancartas "dando las gracias a ETA o alabándola".

"La desactivación de las siglas de ETA no implica que desaparezca su proyecto político totalitario y excluyente, que está ahora en las instituciones más vivo que nunca", ha advertido Consuelo Ordóñez, quien ha insistido en que "las pintadas y pancartas de agradecimiento son una muestra de que los herederos políticos e ideólogos de ETA no están en las instituciones por haber pertenecido a ETA, sino gracias a la banda terrorista y, desde ellas, están intentado imponer el proyecto político e institucional que ETA quería".

El colectivo de víctimas ha calificado además otro tipo de enaltecimiento, como la agresión sufrida por un estudiante de la Facultad de Letras de la UPV/EHU el pasado 30 de noviembre, o la "cena de Nochebuena en plena calle de Galdácano para los etarras del pueblo que se encuentran en prisión".

COVITE ha reclamado de "forma urgente" que se apliquen políticas de prevención de la radicalización en el País Vasco y en Navarra para que "las nuevas generaciones no tomen como ejemplo a seguir a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado". "El culto al terrorista es sistemático en las calles del País Vasco y Navarra debido a la inacción de las instituciones y a la pasividad de la justicia", ha denunciado Ordóñez.

La presidenta de Covite ha considerado que "ejemplo de ello es el acto indigno y humillante" que durante este viernes y sábado organiza SARE "a favor de la excarcelación los presos de ETA en Pamplona". De este modo, ha insistido en la necesidad de "deslegitimar a ETA social, política y culturalmente, dado que su brazo político y social está divulgando un relato manipulado que justifica su actividad criminal y diluye sus responsabilidades para mantenerse en las instituciones".

Lo último en España