Consejera del Tribunal de Cuentas que ataca a PP y Vox

La fundación feminista a la que pertenece Enriqueta Chicano suma 5,4 millones en subvenciones

VOX
Enriqueta Chicano, del Tribunal de Cuentas. Foto: EFE
Comentar

La consejera del Tribunal de Cuentas que ha decidido lanzar una caza de brujas contra los partidos que desafían la ideología de género ha estado ligada tradicionalmente a la Federación Estatal de Mujeres Progresistas.

Su fundación siempre ha estado en la órbita del PSOE. Los partidos que ataca, por el contrario, son PP y VOX. Ella se llama Enriqueta Chicano y pide, como responsable del Tribunal de Cuentas que fiscaliza los partidos y organismos públicos, no dar “ni un paso atrás” frente a las formaciones políticas de Pablo Casado y Santiago Abascal por haberse comprometido a reformar la ley de violencia de género andaluza.

Chicano, además, ha sido presidenta de una fundación que ha recibido, desde 2014, un total de 5.364.141 euros en subvenciones públicas, tal y como muestra la recopilación oficial llevada a cabo por Estado Limitado tomando como fuente directamente los boletines oficiales.

Enriqueta Chicano ha sido asesora técnica en diversos ministerios y, en la actualidad, es consejera del Tribunal de Cuentas. Entre los cargos que ha ocupado se encuentra el de vicepresidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, miembro del Consejo de Administración del Instituto Europeo de Igualdad, representante del Ministerio de la Presidencia en el Consejo Rector del Instituto de la Mujer, y presidenta y presidenta de honor de la Federación Estatal de Mujeres Progresistas.

La consejera del Tribunal de Cuentas, con esos lazos obvios con esa Federación y una más que evidente implicación política directa actual, acaba de lanzar una caza de brujas contra dos de los partidos políticos que el organismo al que pertenece audita por haber osado desafiar las leyes de género: las mismas que han impulsado la maraña de subvenciones que superan ya los 100 millones de euros totales concedidos desde 2014. Los dos partidos frente a los que pide no dar “ni un paso atrás” son PP y VOX. Chicano entró en el Tribunal de Cuentas por indicación de los socialistas y tras estar ampliamente ligada a la defensa de los colectivos feministas.

En estos momento es la presidenta de la Comisión de Igualdad del organismo fiscalizador. Y, además, es la consejera encargada del “Departamento Segundo de Fiscalización: Área Político-Administrativa del Estado”. Este departamento es nada menos que el que “asume la fiscalización de los ministerios (y de sus organismos públicos dependientes) de Asuntos Exteriores y de Cooperación; Justicia; Defensa; Interior; Educación, Cultura y Deporte; y Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Es decir, que tiene una función decisiva para realizar las auditorías y controles del comportamiento de los partidos a su paso por el Gobierno de España.

Chicano, desde esa posición, ha remitido a todas las mujeres del Tribunal de Cuentas un mensaje en el que reclama abiertamente lanzar una caza de brujas contra el Partido Popular y VOX por haber osado desafiar la ideología de Genero, tal y como ha publicado OKDIARIO. Hay que recordar que ambos partidos han pactado en Andalucía limitar los postulados radicales de estas leyes impulsadas, entre otros, por los socialistas.

El texto de su mensaje, enviado desde el mail oficial del Tribunal de Cuentas, afirma que “ahora más que nunca”, existe una “bestia parda que anida en cada rincón de la patria” que quiere “liquidar la Ley contra la Violencia de Género, y sustituirla, claro, por una Ley de Defensa de la Familia”, en referencia al pacto entre los dos partidos del centro derecha en Andalucía. Y sentencia: “¿Y los hombres? ¿Cómo puede haber un solo hombre que permita que la formación a la que vota se plantee la duda sobre si hay que derogar esa ley? Ni un paso atrás. Que sea algo más que un buen eslogan”.

Últimas noticias