La Mareta (Lanzarote)

Doce guardias civiles con un ‘plus’ de 10 € en Nochevieja custodiarán a Sánchez en sus vacaciones

Doce guardias civiles con un ‘plus’ de 10 € en Nochevieja custodiarán a Sánchez en sus vacaciones
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.
Comentar

La estancia de Pedro Sánchez y su familia en el palacio de La Mareta (Lanzarote) durante las fiestas navideñas obligará a diseñar un dispositivo de seguridad 'extra' formado por doce agentes. El servicio está distribuido en tres turnos para la seguridad de la finca durante las 24 horas. 

La estancia de Pedro Sánchez y su familia en el palacio de La Mareta (Lanzarote) durante las fiestas navideñas obligará a diseñar un dispositivo de seguridad ‘extra’. Ese despliegue lo integrarán doce guardias civiles, procedentes de Tenerife, que se encargarán de la vigilancia estática de la residencia desde el exterior, y que estarán distribuidos en tres turnos para la seguridad de la finca durante las 24 horas. Los agentes que garantizarán la seguridad del presidente durante la noche de Fin de Año apenas recibirán un ‘plus’ de 10 euros. 

El dispositivo ya ha sido programado, después de recibirse el aviso de que Sánchez tiene previsto instalarse en Lanzarote, con su mujer Begoña Gómez y sus dos hijas, para disfrutar parte de sus vacaciones de Navidad en la isla.

Como reveló OKDIARIO, el presidente socialista ha planificado un descanso mucho más largo que sus predecesores: comenzará sus vacaciones este mismo sábado, un día después del Consejo de Ministros de Barcelona, y las alargará hasta el próximo 6 de enero.

El jefe del Ejecutivo pasará su primera semana en la finca de Las Marismillas, dentro del Parque Nacional de Doñana -el 24 de enero tiene previsto ir a Rota para saludar desde allí y por videoconferencia a las tropas españolas en el exterior- y la segunda, en La Mareta (Lanzarote). Sánchez solo interrumpirá su descanso por la celebración del último Consejo de Ministros del año, previsiblemente el próximo 28 de diciembre, y por una visita fugaz a los militares desplegados en Mali.

48 euros para hotel

Fuentes de la Guardia Civil conocedoras del dispositivo explican que, en estos casos, se requiere en primer lugar a agentes voluntarios y, si es preciso, se completa por imperativo las plazas que sean precisas.

Pero hay un factor que retrae especialmente a los agentes: que las dietas, apenas 77 euros por día, son insuficientes para cubrir los gastos que les supone el desplazamiento desde Tenerife.

Los guardias civiles que se ocuparán de asegurar las seguridad a la familia Sánchez recibirán 48 euros para alojamiento y lo restante para manutención. Una cantidad que, considera el portavoz de la Asociación Española de Guardias Civiles, José Cobo, no “compensa” los gastos. “Ir supone poner dinero de tu propio bolsillo”, destaca. “Y conseguir una pensión por ese presupuesto, en Canarias y en plenas Navidades, misión imposible”. Un esfuerzo económico y personal importante, consideran, y más aún tratándose de fechas como éstas.

La Mareta fue un regalo del rey Hussein II de Jordania a Don Juan Carlos en 1989. En 2015, y por deseo expreso del Rey Felipe VI, la Residencia Real se puso a disposición del Gobierno, pero, como informó OKDIARIO, con un fin: la promoción y la defensa de los intereses turísticos del país. La finca, según el acuerdo suscrito entonces, se dedicaría al establecimiento o refuerzo de lazos bilaterales o multilaterales con otros países y organizaciones en materia turística. En definitiva, una forma de promocionar la ‘marca España’, mediante la celebración de actos relacionados con el turismo y la cultura.

El palacio de La Mareta fue cedido por el Rey Felipe VI para la promoción de los intereses turísticos de España

En su lugar, Sánchez hará uso de este palacio de forma estrictamente personal y aprovechando su período de descanso. Es decir, sin agenda.

Finca de 30.900 metros cuadrados

La familia del presidente socialista disfrutará de una finca de 30.900 metros cuadrados, diseñada y decorada por el artista César Manrique, y con acceso directo al mar.

El complejo lo integran diez bungalows, de una y dos plantas de altura, el principal, con dos dormitorios, piscina y distintas terrazas. Además, cuenta con gimnasio, otras dos piscinas, pista de tenis, cancha de baloncesto y una amplia zona ajardinada de 10.000 metros cuadrados. El palacio reproduce la arquitectura tradicional de las islas Canarias, de estilo colonial, con paredes blancas y numerosos balcones.

En esta residencia se alojaron los cancilleres alemanes Helmut Kohl y Gerhard Schoreder, el expresidente de la URSS, Mijail Gorbachov y su esposa Raisa o el presidente checo Václav Havel. También, los presidentes del Gobierno José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

El palacio de La Mareta tiene un recuerdo amargo para la Familia Real, ya que allí falleció, el 2 de enero de 2000, Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans, condesa de Barcelona y madre del Rey Juan Carlos. Don Felipe y doña Letizia apenas han hecho uso de sus instalaciones y una de sus fotos más recordadas allí se produjo en el fin de año de 2005, con una princesa Leonor recién nacida.

Durante su mandato, Rodríguez Zapatero sí aprovechó este complejo en Lanzarote para pasar algunas temporadas de sus vacaciones. El ex presidente socialista llegó a gastar hasta 271.697,99 euros para acondicionarla, con distintas obras menores. Entre ellas, la pintura de la cancha de baloncesto y tenis, que ascendió a 8.987 euros.

Últimas noticias