Sánchez no acudió a la votación para la exhumación de Franco por el escándalo del plagio de su tesis

Congreso de los Diputados
Congreso de los Diputados
Comentar

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, fue la única representante del Ejecutivo de Pedro Sánchez, en plena crisis por el plagio de su tesis doctoral, que estuvo presente en el Congreso de los Diputados durante la votación del Real Decreto que permitirá la exhumación de los restos de Franco.

Sacar al dictador del Valle de los Caídos ha sido uno de los temas en los que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto más empeño desde el inicio de la legislatura, tras la moción de censura a Rajoy. Sin embargo, desbordado por el escándalo del plagio de su tesis doctoral, Sánchez, así como la gran mayoría de su Ejecutivo se ausentaron del Hemiciclo durante la votación del Real Decreto que da vía libre al Gobierno para sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos.

Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, líderes de los partidos mayoritarios en la oposición en la Cámara Baja sí estuvieron presente y emitieron su correspondiente voto. Choca que en un tema como el de la exhumación de Franco, en el que Sánchez ha puesto todas sus energías, el presidente no hiciera acto de presencia para recoger el apoyo de los 172 diputados –PP y Ciudadanos se abstuvieron– que refrendaron el Real Decreto que le permitirá cumplir con una de sus promesas.

Desbordado por el escándalo de su tesis

La crisis desatada por las revelaciones de OKDIARIO sobre las trampas cometidas por Pedro Sánchez en su tesis doctoral, presentada y defendida en la Universidad Camilo José Cela en el año 2012, han acaparado buena parte del tiempo y la agenda del presidente. Este periódico ha desvelado por capítulos desde el pasado martes día 11 cómo Sánchez se valió de un ‘negro’ para completar su trabajo de doctorado, así como los numerosos ejemplos de plagio que aparecen en su tesis. No sólo ha incluido artículos propios, publicados con anterioridad a la elaboración de la tesis –algo que no se consideraría muy novedoso en un trabajo de investigación como tal– también ha fusilado párrafos, tablas y otro material de otros autores.

Por si fuera poco, el tribunal estaba compuesto por doctores novatos, con apenas 2 meses de doctorado –y por tanto sin la experiencia investigadora para escrutar al doctorando Sánchez– y, además, uno de los examinadores del tribunal, Juan Padilla, había firmado con el propio Sánchez artículos sobre diplomacia económica que habían sido incorporados a la tesis doctoral.

Una catarata de irregularidades que ha provocado una verdadera crisis de Gobierno, y que impidió a Sánchez recoger el fruto de su ardua labor para cumplir la promesa de exhumar los restos de Franco.

Últimas noticias