Última hora Màxim Huerta

Dimite Màxim Huerta

Comentar

Màxim Huerta ha dimitido este miércoles como ministro de Cultura y Deporte después de conocerse que, en 2017, fue condenado por defraudar a Hacienda 218.332 euros con una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador de televisión.

“Me voy porque amo a la Cultura más que nada”, ha dicho Huerta, en una comparecencia sin preguntas en la sede del ministerio.

No obstante, en su despedida, ha defendido con insistencia que es inocente y ha cargado contra una operación para “minar el proyecto de regeneración y de transparencia” de Pedro Sánchez.  “Y no voy a permitirlo, porque corren nuevos tiempos y los inocentes prefieren irse y no salpicar a los que quieren un nuevo rumbo y una política limpia”, ha subrayado. El periodista acudió esta tarde a La Moncloa a comunicar personalmente su renuncia al presidente.

El periodista ha dedicado la mayor parte de su intervención a cargar contra “una sociedad ahogada por el ruido y la descalificación interesada, donde las explicaciones ya no tienen cabida”, y ha lamentado haber pagado la multa dos veces.

“Primero pagando a Hacienda y la pago ahora por segunda vez aquí, ahora, porque la inocencia no vale de nada ante esta jauría“, ha opinado.

El ya exmiembro del Ejecutivo de Sánchez ha defendido que está al corriente con Hacienda y que, aconsejado por su asesor fiscal “como tantos creadores” facturó a través de una sociedad limitada. Según Huerta, eso era “lo común en la profesión” y “no era ilegal en ese momento” . “Hasta que el ministerio de Hacienda decidió revisar esos casos”.

Entonces, ha recordado, “se llegó a decir que aquellas inspecciones retroactivas eran una caza de brujas contra críticas con aquel Gobierno”.

Huerta ha explicado que pago al fisco “convencido” de su inocencia y presentó un recurso. “No es una condena por fraude, si no una multa que perdí ante Hacienda para reclamar mis derechos, como tantos creadores”, ha insistido.

Huerta ha destacado que aceptó la propuesta de ser ministro “sabiendo que sería blanco de las críticas por trabajar en un medio que todos ven y todos demonizan”.

“Hoy hay que mirar al futuro. Hemos tomado una decisión muy importante, pensando de manera autónoma en la cultura y la transparencia en la política, las cosas que más creo en la política. Soy absolutamente inocente” ha resuelto, antes de confirmar su dimisión.

Condenado a pagar 243.000 euros

El ya extitular de Cultura fue condenado a pagar 243.000 euros incluyendo recargos e intereses por los tres ejercicios fiscales, según informó ‘El Confidencial’. En un primer momento, Huerta descartó renunciar a su cargo al frente del ministerio, al tratarse de hechos de su etapa anterior como presentador.

“Fue como Màxim Huerta y me pasó como a tantos periodistas y creadores ante un cambio de criterio de Hacienda, hice los pagos correspondientes y se acabó. No hubo mala fe, no oculté nada. Estoy al corriente de mis obligaciones fiscales”, defendió en una entrevista en Onda Cero. Huerta insistió en que había asumido la “responsabilidad” y alegó un “cambio de criterio de Hacienda”.  “No tengo ninguna duda moral; no tengo ningún conflicto moral ya que no hay en mí ningún asunto fiscal negativo, todo está regularizado”, zanjó.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en dos sentencias de mayo de 2017 condenó a Huerta por dejar de pagar la citada cantidad correspondiente a los ejercicios fiscales de 2006, 2007 y 2008 en los que habría facturado 798.521 euros a través de la sociedad Almaximo Profesionales de la Imagen SL, sociedad de la que era único accionista y administrador desde enero de 2006.

El titular de Cultura nombrado por el presidente Pedro Sánchez tributó por el impuesto de sociedades y no por el IRPF, como debería haber hecho, eludiendo así “los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF” y “engrosando además indebidamente el capítulo de gastos”.

Podemos y PP pedían la dimisión

Tanto Podemos como el Partido Popular habían solicitado la dimisión de Huerta. Los ‘populares’ registraron en el Senado una pregunta para la sesión de la próxima semana en la que le exigían el cese del ministro de Cultura si para entonces continuaba en el cargo.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, consideró “razonable” su reprobación porque “un ministro que ha defraudado a Hacienda no debe ser ministro”. “Sería enormemente triste que el Gobierno de Pedro Sánchez tuviera que convivir con ministros reprobados como los que tenía el PP”, avisó Iglesias.

Ciudadanos registró este miércoles una petición de comparecencia de Huerta. La portavoz de Ciudadanos y líder de la formación en Cataluña, Inés Arrimadas, afirmó que “ante una información de tal gravedad” el ministro “tiene que dar explicaciones”. Esta formación había aplazado hasta después de esas explicaciones la petición de dimisión.

 

Últimas noticias