Volkswagen

Volkswagen se juega 2.100 millones de € en España por el ‘Dieselgate’ mientras ignora a los afectados

Luca de Meo, CEO de Seat y presidente del Consejo de Administración de Volkswagen Group España Distribución.
Luca de Meo, CEO de Seat y presidente del Consejo de Administración de Volkswagen Group España Distribución.

Volkswagen tendría que indemnizar, en el peor de los casos para la firma alemana, con 2.100 millones de euros a los 700.000 consumidores españoles afectados por el Dieselgate, nombre con el que se conoce el caso que salió a la luz en septiembre de 2015, a través del cuál se descubrió que el fabricante de automóviles había instalado un software de manera ilegal con el objetivo de alterar los resultados de los controles técnicos de emisiones contaminantes en más de 11 millones de coches diésel, vendidos entre 2009 y 2015.

El fraude de Volkswagen llevó a la compañía automovilística a alcanzar un acuerdo con Estados Unidos por el cuál llegó a compensar a los afectados con un total de 17.500 millones de dólares (unos 15.900 millones de euros al cambio), mientras que el Departamento de Justicia norteamericano impuso una multa a la empresa alemana de 4.300 millones de dólares adicionales (unos 3.900 millones de euros).

En España en particular -y en Europa en general- todo está siendo mucho más lento, pero las sanciones podrían llegar a ser cuantiosas, siempre y cuando las multas se asemejen a las de Estados Unidos. En nuestro país se estima que existen unos 700.000 afectados, y se habla de indemnizaciones que van desde 500 euros por consumidor afectado -el mínimo planteado por algunas audiencias provinciales-, lo que supondría un desembolso de 350 millones de euros, a los 3.000 euros, que es la sanción que exige la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y que supondría una indemnización total de 2.100 millones de euros, un castigo mucho más ejemplarizante.

Los títulos de Volkswagen aún no se han recuperado del golpe asestado por los inversores a la compañía alemana, cuyas acciones cotizaban en los 240 euros por acción en 2015, frente a los 173 euros actuales, lo que supone un desplome desde entonces superior al 30%, que implica la salida de de más de 26.000 millones de euros de la capitalización de la firma automovilística desde que se desató el Dieselgate.

Volkswagen ignora a los consumidores europeos

OCU tilda de "claramente reprochable" la actitud del grupo Volkswagen: "A diferencia de lo que ha sucedido en Estados Unidos o Australia, donde se ha accedido a negociar y buscar soluciones para los afectados, ignora a los consumidores europeos, no dejando más salida que el recurso a tribunales", señala Ileana Izverniceanu, portavoz de OCU, a OKDIARIO.

Además, la compañía "ha usado todas las estrategias a su alcance para obstaculizar las pretensiones de los afectados, dilatando hasta el límite los procesos… y mucho nos tememos que seguirán haciéndolo, en la medida de sus posibilidades".

"Desde OCU lamentamos la inacción de las distintas administraciones españolas, y confiamos en que finalmente se haga justicia y se reconozcan los derechos de los más de 7.500 consumidores representados por OCU", subrayan desde una organización que se queja de que "una vez más el largo plazo en la resolución del procedimiento pone de manifiesto la necesidad de una reforma de la ley que agilice las acciones colectivas en los casos de fraudes masivos, como el lamentable Dieselgate".

Lo último en Economía

Últimas noticias