Inversión

¡Trading en estado puro!

“No hay que creer que los demás, cuando compran masivamente unas acciones saben más o están mejor informados. Sus causas pueden ser tan diferentes que es prácticamente imposible sacar consecuencias de ello” André Kostolany

¡Trading en estado puro!
Wall Street

Uno de los conceptos sobre los que más hincapié hacemos en nuestros programas formativos Blackbird, es la adaptabilidad. La adaptabilidad es indiscutiblemente uno de los rasgos que más definen a un Trader profesional puesto que Mr. Market es muy cambiante y a menudo la propia duración de una tendencia confunde al operador novel en cuanto a que un patrón técnico que funciona hoy, funcionará siempre, pero las tendencias primarias son complejas y difícilmente cambiantes. Tanto es así que en los últimos 20 años hemos asistido en Wall Street a dos cambios de tendencia primaria alcista (2000 y 2008) y dos cambios de tendencia primaria bajista (2003 y 2009). Como les he venido relatando estas últimas semanas, actualmente estamos inmersos de lleno en un mercado bajista en Europa y un giro primario en Wall Street. Como pueden observar, estamos ante una situación anómala y contradictoria que me exige mucho temple, pero por encima de todo, ¡adaptabilidad!

La adaptabilidad es muy necesaria para comprender las importantes diferencias sobre las que se encuentra el estado de las diferentes tendencias de la Renta Variable mundial. Disparidades que definimos con una palabra; ¡divergencias! Éstas han existido desde 2010, momento en el que estallara la crisis de deuda en la periferia europea. Dichas divergencias siguen existiendo a día de hoy y si el pasado 22 de octubre les advertía de que un nuevo mercado bajista podría estar gestándose en Wall Street, la realidad es que hoy los primeros síntomas alcistas en Europa aparecen desde que en 2017 arrancara un nuevo mercado bajista en España, Portugal e Italia como consecuencia de la inestabilidad política y la renovada crisis sobre las divisas emergentes.

Para movernos con cierta seguridad en los mercados ¡debemos ser camaleónicos! más si cabe en un entorno en el que las divergencias comentadas destacan con claridad sobre la confirmación, y ello implica un grado de incertidumbre mucho mayor al habitual. No puedo negarles que ello es todo un reto que me desafía de frente, algo que personalmente siempre me ha motivado. Y he de confesarles que encontrar mi propia motivación ante la adversidad me fascina desde muy temprana edad. Hay escenarios en los que a toda Soprano le gustaría cantar y este, es uno de los conciertos más mediáticos de la historia de este gran espectáculo llamado Bolsa que no tengo intención alguna de perderme. Escenarios cambiantes que como la Renta Variable en Europa; especialmente en Portugal, España e Italia podrían estar cambiando de tendencia (de bajista a alcista), y ello implica un cambio operativo que me exige una nueva actitud sobre dicha operativa, que como les decía anteriormente es todo un desafío.

Bajista en Wall Street

Como bien saben, ¡soy bajista en Wall Street! especialmente en banca de inversión, tecnología y consumo cíclico. Pero en Europa soy alcista, eso sí; incipiente, con calma y mucha prudencia. Ello en nuestros términos operativos se denomina como estrategia Long/Short, es decir alcista y bajista sobre la que busco activos baratos en Europa que comienzan a arrancar en momento técnico alcista y bajista en EEUU sobre valores caros que entren en debilidad en el actual proceso de rebote que asistimos. Si el mercado acelera las caídas, yo ampliaré mi exposición bajista y si lo hace en el tramo alcista; lo haré en Europa ¡estrategia pura! Como decía Kostolany; no crean que los demás cuando compran masivamente están mejor informados, puesto que las causas son tan diferentes, que lo habitual suele ser el comportamiento gregario e impulsivo, es decir lo que ha llevado a Wall Street a cotizar en una exageración en precio y a Europa a un claro menosprecio sobre algunas empresas que como Mota Engil, Sonae, Talgo, Meliá Hoteles, Mediaset, Telefónica, Banco Santander, BBVA, Servizi Italia y Tullow Oil presentan excelentes oportunidades de valor que justo comienzan a entrar en momento técnico. Y otras que como Covestro, Bayer, Renault, Quabit, Inmobiliaria del Sur, Ercros o Ezentis, presentan valoraciones a tener en consideración sin que por el momento nos den la certeza de suelo técnico que hemos encontrado en las anteriormente citadas.

Les adelanto que en este orden yo seguiré haciendo lo que profesionalmente me corresponde, que al fin y al cabo es encontrar oportunidades de venta en corto sobre acciones americanas caras que hayan entrado en tendencia bajista, o compra en Trading direccional sobre acciones baratas europeas que justo estén entrando en un mercado alcista. Ya lo ven; fascinante, contradictorio, emocionante y absolutamente motivador. Como les decía inicialmente estamos ante uno de los conciertos más importantes de la historia bursátil y he de agradecerles a ustedes cantar en este escenario ¡Que siga el espectáculo!

Gisela Turazzini es CEO de Blackbird Broker

Lo último en Economía

Últimas noticias