ThyssenKrupp anuncia la salida a Bolsa de su negocio de ascensores y 6.000 despidos 

Thyssenkrupp
Sede de Thyssenkrupp. Foto EP
  • EFE

El grupo industrial alemán Thyssenkrupp anunció hoy que quiere sacar a Bolsa su negocio de ascensores y que no se escindirá en dos empresas distintas, como había señalado el año pasado, aunque prevé recortar 6.000 empleos por el fracaso de la fusión con Tata.

ThyssenKrupp informó de que los planes iniciales de separarse en dos empresas no van a ser posibles debido a la desaceleración económica, y a sus efectos en las empresas, y al actual entorno del mercado de capitales.

Las acciones de ThyssenKrupp se dispararon en la Bolsa de Fráncfort tras conocerse estos planes y subían un 16,2 %, hasta 13,06 euros.

El año pasado la compañía anunció que quería escindirse en dos compañías independientes, una con el negocio de bienes de capital y otra con el resto de operaciones de materiales, que cotizarían en Bolsa.

En esos planes, una nueva empresa, que se llamaría Thyssenkrupp Industrials, agruparía el negocio de bienes de capital como ascensores, componentes de automóviles y construcción de fábricas, mientras los materiales estarían en Thyssenkrupp Materials.

Además, ThyssenKrupp añadió que prevé que la Comisión Europea (CE) no aprobará la fusión de su negocio de acero en Europa con el de la india Tata Steel. Como consecuencia, ThyssenKrupp espera recortar 6.000 empleos, de ellos 4.000 en Alemania, dijo su presidente, Guido Kerkhoff.

"Tras la conversación de hoy con la CE, ThyssenKrupp y Tata Steel esperan que los planes de formar una sociedad de riesgo compartido de sus actividades de acero europeas no van a seguir adelante debido a las preocupaciones de la Comisión", señaló la empresa alemana en un comunicado.

Pese a las concesiones que han hecho ThyssenKrupp y Tata para lograr la aprobación de la fusión, la CE mantiene su preocupación. Las dos empresas consideran que hacer más concesiones o mejoras "afectaría adversamente a las sinergias previstas con la fusión en tal medida que la lógica económica de la sociedad de riesgo compartido ya no sería válida".

ThyssenKrupp volverá a integrar esas operaciones del acero en Europa en el resultado del tercer trimestre de su actual ejercicio y no contabilizará las plusvalías previstas de la fusión.

Por ello ThyssenKrupp ha realizado un ajuste de sus pronósticos y prevé una pérdida neta en el ejercicio 2018/2019 y lograr un beneficio operativo antes de extraordinarios de entre 1.100 y 1.200 millones de euros.

Lo último en Economía