Bolsa

Telefónica se desploma un 4% en Bolsa: los inversores castigan a la compañía tras reducir un 65% su beneficio

11 febrero
Telefónica

Telefónica ha presentado resultados de 2019 este jueves, en los que ha informado de un desplome de su beneficio de un 65,7% menos que en el pasado año 2018, motivado por elementos extraordinarios como su plan de bajas incentivadas. Las cifras de la multinacional no han convencido a los inversores que han castigado a la cotizada en Bolsa, con una caída superior a un 4% en el parqué español.

De este modo las acciones de la empresa liderada por José María Álvarez-Pallete se aproximan nuevamente a la cota psicológica de los seis euros por acción, lastradas por unos resultados que han estado muy por debajo de las expectativas del mercado. La compañía ha remitido este jueves un informe a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde ha comunicado sus resultados, que también se han visto afectados negativamente por los gatos de transformación del negocio en Sudamérica.

Aitor Méndez, analista de IG Markets, ha destacado que «en el acumulado del año las ventas totales del grupo se estancaron en los 48.422 millones de euros, un 0,6% menos que en comparación con los 48.693 millones de euros facturados el curso precedente, y ligeramente por debajo también de los 48.500 millones de euros a los que aspiraban los inversores». Por su parte, Pallete ha destacado que 2019 ha sido un «año importante» para la compañía, que ha cumplido sus objetivos financieros y cuyos mercados clave han crecido en términos orgánicos.

Dividendo

La compañía también ha confirmado la remuneración al accionista para 2019, de la que está pendiente el pago de un segundo tramo de 0,20 euros en junio de 2020, y propone la política de remuneración para 2020, consistente en 0,40 euros por acción en efectivo, que se pagará en diciembre de 2020 (0,20 euros) y en junio de 2021 (0,20 euros por acción).

Álvarez-Pallete ha indicado que esperan crecer «de manera estable» en las principales magnitudes, así como ofrecer un dividendo «estable y atractivo», mientras que a largo plazo el grupo tiene un objetivo de crecimiento «sostenible y responsable». «Es cierto que tratándose de una gran compañía cotiza a precio muy interesante de cara a comprar. Pero aun así debiera de ser con un horizonte de medio-largo plazo, porque el camino no va a ser sencillo ni exento de dificultades, requiriéndose una alta dosis de paciencia con este valor», ha remarcado Ismael de la Cruz, analista de Investing.com. 

Además, la directora de Finanzas y Control de Telefónica, Laura Abasolo, ha destacado la atención que ha recibido la decisión de la compañía de dividir sus actividades en Hispanoamérica, excepto Brasil, en una filial independiente con todas las opciones abiertas y ha indicado que la compañía mantiene actualmente «múltiples conversaciones» sobre potenciales operaciones en la región.

Lo último en Economía

Últimas noticias