Acuerdo PSOE Podemos

Las subidas de impuestos que sufrirán los españoles con el Gobierno PSOE-Podemos

Pablo Iglesias
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El PSOE y Podemos han alcanzado un acuerdo para formar Gobierno. Aunque los empresarios y el mundo económico preferían un pacto PSOE-PP, finalmente habrá un Ejecutivo "progresista" que llevará aparejada una importante subida de impuestos para todos los ciudadanos.

Aunque el PSOE no detalló en su programa electoral la subida de impuestos que aplicará cuando gobierne, sí apuntó claramente a que hará una reforma fiscal y señala directamente a las clases altas y a las grandes empresas. Según el PSOE, no tocará a las clases medias y bajas. Tendrá que ponerse de acuerdo con Podemos, que propone un aumento del IRPF hasta el 45% para las rentas superiores a los 100.000 euros y de hasta el 55% para las que superen los 300.000 euros.

Las dos formaciones están de acuerdo también en implantar sendos impuestos a la banca y a las grandes compañías tecnológicas, lo que implicará sobre todo en el caso de las entidades un impacto en los ciudadanos porque trasladarán ese impuesto a los clientes. Lo mismo sucederá si se impone un impuesto al diésel, como quiere el PSOE.

Patrimonio y Sucesiones

Otro de los impuestos que afectará a todos los ciudadanos, sea cual sea su renta, es el de Patrimonio y Sucesiones. Socialistas y ‘morados’ coinciden en "armonizar" este impuesto en todas las Comunidades Autónomas, que son las competentes sobre esta tasa.

Cuando el PSOE dice "armonizar" se refiere a que regiones como Madrid o Andalucía, gobernadas por el PP, tengan que aprobar de nuevo estos impuestos. ¿Qué supone eso? Por ejemplo, un madrileño soltero de 30 años que herede 800.000 euros de patrimonio de su padre paga 101.549 euros menos que un asturiano, donde está vigente este impuesto. Con la "armonización" socialista los perdería. Lo mismo ocurriría con el Impuesto de Patrimonio o con el de Transmisiones Patrimoniales.

Además, Podemos pretende imponer un impuesto a patrimonios desde un millón de euros con el objetivo de recaudar hasta un 1% del PIB, según sus cálculos.

Las dos formaciones coinciden también en subir el Impuesto de Sociedades a las grandes compañías, lo que puede llevar aparejada despidos y aumento del paro. En el caso de Podemos, pretenden implantar un tipo mínimo del 15% sobre el rendimiento neto positivo de grupos empresariales, que será del 20% en caso de entidades financieras y empresas de hidrocarburos.

Pensiones, vivienda…

Al margen de las subidas de impuestos, la economía española podría sufrir debido al incremento del gasto que proponen los dos partidos que tienen la única opción de gobernar tras el 10-N. Las subidas de las pensiones, del sueldo de los funcionarios y del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que sacarán adelante aumentarán el gasto sin que los ingresos estén garantizados por la desaceleración económica. Podemos pide un SMI de 1.200 euros, mientras que el PSOE prometió elevarlo "progresivamente".

Además, Podemos exigió la legislatura anterior la intervención total de los precios del alquiler de la vivienda, que finalmente no fue aceptado por el PSOE cuando gobernaba en solitario. Ahora será una de las peticiones de Podemos, junto a la creación de una banca pública y de una empresa energética.

Lo último en Economía

Últimas noticias