Motor

Stellantis Vigo fabricará 6 nuevos vehículos 100% eléctricos con una inversión de 33 millones

Stellantis Vigo fabricará 6 nuevos vehículos 100% eléctricos con una inversión de 33 millones
Vehículos eléctricos

La fábrica de Stellantis Vigo producirá seis nuevos vehículos comerciales y polivalentes 100% eléctricos para responder a las necesidades del mercado de un modo sostenible con una inversión adicional de 33 millones de euros.  Los Peugeot e-Partner y eRifter, los Citroën ë-Berlingo y ë-Berlingo VAN y los Opel Combo-e Life y Combo-e Cargo, ofrecerán una solución ‘cero emisiones’ a partir de los últimos meses de este mismo año.

Así, Stellantis, marca resultante de la fusión entre PSA y FCA, se convierte en líder de la producción de vehículos ‘verdes’ en España, ya que el fabricante automovilístico es el único que produce un turismo 100% eléctrico en cada una de sus tres plantas españolas: Peugeot e-2008 (Vigo), Citroën ë-C4 (Madrid) y Opel Corsa-e (Zaragoza).

«Para el Centro de Vigo es un orgullo seguir produciendo los vehículos comerciales ligeros de Peugeot, Citroën y Opel, prolongando un saber hacer y una tradición de más de seis décadas. Además de esta experiencia, aportamos nuestro carácter pionero en la fabricación de vehículos eléctricos, una actividad que iniciamos en 1995, cuando esta tecnología no estaba tan presente, y a la que hemos incorporado los últimos avances tecnológicos», ha explicado este miércoles Ignacio Bueno, director del Centro de Vigo de Stellantis.

Los nuevos vehículos eléctricos de Stellantis se producen en el Sistema 2, sobre una adaptación de la plataforma multienergía EMP2, en la misma línea que las versiones térmicas.  Por su parte, las baterías se ensamblan en el Taller de Baterías, implantado sobre una superficie de 3.500 m2. Cuenta con 150 empleados y tiene un potencial de 20 baterías/hora. Estos dispositivos entran en la línea de producción en la zona de motores, para su montaje junto a los elementos mecánicos.

Vigo se transforma

En septiembre, el Centro de Vigo producirá 91 vehículos eléctricos al día y, en noviembre, alcanzará su velocidad de crucero: un nivel de producción de 224 unidades diarias. Para realizar esta producción, se han invertido en la planta 33 millones de euros adicionales y se han impartido más de 10.000 horas de formación.

Entre las transformaciones realizadas en la fábrica para acoger la producción de los nuevos vehículos, cabe resaltar la creación de cuatro nuevas gamas y 100 referencias en el Taller de Embutición, en el que se conforman las piezas de chapa que formarán la carrocería; así como la instalación de una nueva línea de soldadura en el Taller de Ferraje, con 26 nuevos robots.

En Pintura, se adaptaron las líneas de Cataforesis, Estanqueidad y Aprestos; en Montaje, se instaló una nueva estación de apriete automático del conjunto motopropulsor y se modificó la estación de acople; y en Logística, se implantaron zonas de almacenaje específicas, principalmente en el taller de Baterías.

En el apartado de Calidad, la industrialización de los vehículos eléctricos ha supuesto un trabajo específico de validaciones y controles de calidad del producto y del proceso industrial responsabilidad de un equipo específico y cualificado, que se ha beneficiado de la experiencia de lanzamientos anteriores realizados en Vigo, también en vehículos eléctricos. Se ha finalizado la puesta a punto del proyecto con unas pruebas de rodaje en condiciones reales, en Vigo y en otros entornos, que acumulará más de medio millón de kilómetros antes del lanzamiento comercial.

La apuesta por lo eléctrico

La nueva generación de vehículos comerciales y polivalentes de Stellantis incorpora, en sus versiones 100% eléctricas, una batería de iones de litio de 18 módulos refrigerada con agua, que ofrece una capacidad de 50 kWh.

Estas características permiten desarrollar 136 CV / 100 Kw de potencia y una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. Dispone de dos tipos de cargadores integrados que responden a cualquier uso y abarcan todas las soluciones de recarga. Cuentan de serie con un cargador monofásico de 7,4 kW y uno opcional trifásico de 11 kW. La toma de carga, situada en la aleta trasera izquierda, permite la recarga de varias formas: desde una toma estándar, una toma reforzada o mediante una estación de carga e incluso en un cargador rápido.

Lo último en Economía

Últimas noticias