Prórroga ERTE

Sindicatos analizan la última propuesta del Gobierno para prorrogar los ERTE hasta mayo

El Comité Ejecutivo de la CEOE da el visto bueno a la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y facilita el acuerdo

ERTE
El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, saluda al secretario general de UGT, Pepe Álvarez y al de CCOO, Unai Sordo - Eduardo Parra - Europa Press

El Gobierno está a la espera de que los sindicatos den el visto bueno a la última propuesta que presentó en la mesa de negociación para la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo, en la que se contempla la prórroga automática de todos los procedimientos -incluyendo la protección a trabajadores y empresas-. Mientras, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya ha dado luz verde al acuerdo por unanimidad a las condiciones del Ministerio de Trabajo -cartera de Yolanda Díaz- y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones -que dirige José Luis Escrivá-.

En concreto, CCOO reunirá este martes a su Comisión Ejecutiva a las 9.00 horas para valorar la última propuesta del Gobierno, según han informado fuentes del sindicato. No obstante, han reflejado desde el primer momento su visto bueno a la nueva hoja de ruta -que poco cambia en comparación con la última prórroga que se firmo en septiembre-.

En el caso de UGT, el sindicato ya informó a su Ejecutiva la semana pasada del contenido de la prórroga, que no conllevará cambios de calado respecto a la regulación actual, aunque sí prevé agilizar la tramitación de estos procedimientos, según avanzó la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, hace unos días.

Por su parte, Cepyme ha convocado a su Ejecutiva esta tarde, mientras que CEOE ya ha dado el visto bueno a la propuesta del Gobierno para la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) con el objetivo de evitar una avalancha de despidos por los efectos derivados de la crisis del coronavirus.

La propuesta de Díaz

La última propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez plantea la prórroga de todos los ERTE sin necesidad de nuevas autorizaciones administrativas, lo que ahorrará costes de gestión y burocráticos, a las que ya nos había acostumbrado el Ejecutivo con un nuevo acuerdo cada tres meses desde que la crisis del coronavirus comenzó a dar sus primeros coletazos en marzo. Al mismo tiempo, introduce un mecanismo automático de cambio entre los llamados ERTE de impedimento y de limitación para que se pueda transitar entre ambos tipos de ERTE sin necesidad de autorización administrativa.

Por lo demás, el planteamiento del Gobierno es renovar en bloque todos lo mecanismos actuales de protección de trabajadores y empresas, si bien no se descarta que se sumen nuevos sectores a la categoría de ‘ultraprotegidos’, según las mismas fuentes. A pesar de la negativa de los empresarios para dar el visto bueno a este punto, ya que avisan de que será necesario despedir para sostener el tejido productivo español.

Protección a los trabajadores

Con el visto bueno de las organizaciones sindicales y empresariales a la última propuesta del Gobierno se cerraría así una negociación que, esta vez, no ha llegado al punto límite gracias a que en la prórroga anterior, que finaliza el 31 de enero, se abordaron ya diversas situaciones por las que podrían atravesar las empresas, como limitaciones temporales e impedimentos de actividad derivadas de las medidas restrictivas adoptadas por las comunidades autónomas para luchar contra el Covid-19.

Aunque se esperaba que el acuerdo estuviera ya cerrado la semana pasada, algunos «escollos» de última hora lo han dificultado, entre ellos la demanda de la patronal de que el compromiso de mantenimiento del empleo durante seis meses se modificara para que no se tuvieran que devolver todas las ayudas recibidas en caso de despedir a algún trabajador que esté en un ERTE.

Más de 5.500 millones

Aun así, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se ha mostrado convencido de que la nueva prórroga de los ERTE contará con el respaldo pleno de todos los agentes sociales, incluidos los empresarios, y ha cifrado en 5.500 millones de euros el coste de mantener los ERTE hasta el 31 de mayo (sumando exoneraciones de cuotas y prestaciones para los trabajadores).

Así las cosas, la propuesta del Gobierno para prorrogar los ERTE mantiene el compromiso de mantenimiento del empleo, así como el esquema actual de ERTE, según indicó la propia ministra de Trabajo. Asimismo, se mantendrá también la prohibición a las empresas que hagan ERTE de despedir, repartir dividendos y realizar horas extraordinarias.

Además, los trabajadores afectados por ERTE seguirán teniendo acceso a la prestación sin periodo de carencia, no les computará el periodo consumido hasta enero de 2022 y la prestación equivaldrá al 70% de la base reguladora. Según los últimos datos de la Seguridad Social, a cierre de diciembre estaban en ERTE más de 755.610 trabajadores, aunque en el pico alto de la pandemia los trabajadores protegidos llegaron a ser más de 3,4 millones.

Lo último en Economía

Últimas noticias