Ritz Madrid: el hotel favorito de Alfonso XIII cerrará dos años por obras e invertirá 100 millones de euros

Ritz Madrid
Hotel Ritz de Madrid (Foto. Ritz)

El Ritz de Madrid, el hotel favorito de Alfonso XIII y de cientos de estrellas famosas de todo el mundo, cerrará dos años por obras y se invertirán 99 millones de euros. El establecimiento, propiedad del grupo Mandarin Oriental Internacional, clausura sus puertas el 28 de febrero y espera que las obras de remodelación estén terminadas a finales de 2019.

El hotel nació en 1910 en medio de un Madrid vacuo de oferta hotelera de lujo, abrió sus puertas y el lujo se instaló en el Paseo del Prado emulando los grandes establecimientos decimonónicos de París y Viena. Hasta el momento, España desconocía el verdadero lujo del sector hotelero.

La plantilla del Ritz, ubicado frente al Museo del Prado y el Thyssen, participarán en diversos programas de formación o se les proporcionarán asignaciones temporales en otros establecimientos de Mandarin Oriental en preparación para la reapertura del hotel, según comenta la compañía.

Desde la compañía hotelera, explican, la renovación tiene el objetivo de mejorar “significativamente las instalaciones y los servicios del hotel conservando su exclusivo carácter enmarcado en el estilo Belle Époque del edificio original”. La obra será llevada a cabo por el arquitecto español Rafael de La-Hoz, mientras que los diseñadores franceses Gilles & Boissier serán los supervisores de los interiores “manteniendo el espíritu pionero de César Ritz”.

En el centro de la arquitectura se reinstalará, según comentan, una cubierta de cristal para volver a los orígenes de la propiedad a principios del S. XIX. También el restaurante se trasladará a su espacio original y tendrá acceso directo a la terraza.

Mandarin Oriental Hotel Group adquirió el Hotel Ritz, Madrid en 2015 por 148 millones de dólares en una operación conjunta con The Olayan Group. Ambas firmas tienen una participación del 50% en la empresa compartida, la inversión de la firma asiática en la renovación del hotel se estima en 60,5 millones de dólares y será financiada a través de una combinación de capital y deuda.

Alfonso XIII fue el gran promotor de la obra ‘Belle ‘Epoque»

El monarca español (y Borbón), que se casó con Victoria Eugenia de Battenberg en 1906 en Madrid, se dio cuenta tras su enlace que los cientos regios invitados procedentes de todo el mundo tuvieron que alojarse en casas particulares. No había un lugar lujoso en el que meter tanta joya y tanto baúl de viaje. Alfonso XII, amante de la buena y exquisita vida, no tardó en envolver a sus amigos magnates para que invirtieran en la construcción de un hotel donde antes estaban los Jardines del Placer.

Para ello se trajeron al artífice del Carlton de Londres y el Ritz de París, lugar, por cierto, en el que Salvador Dalí invitaba a té a todo el que pasaba por su mesa. Se trataba del suizo César Ritz, un visionario que llevó un baño a cada habitación, creó el servicio de habitaciones y puso en marcha una cocina exquisita y aplaudida. La obra fue dirigida por el arquitecto Charles Mewes, el mismo que levantó el establecimiento en la capital gala.

Sus alfombras han visto pasear a espías, actores, toreros, magnates de la prensa como Hearst, cineastas como Orson Welles o los Duques de Windsor. Incluso, Gracia y Rainiero de Mónaco eligieron una de las suites del Ritz para celebrar su luna de miel en el año 56.

Cabe destacar, además, que en la década de los 50 su propietario George Marquet, que era de la opinión que el lujo no era para todas las bocas, puso en marcha un código secreto para la elección de la clientela que iba a dormir en el lino irlandés de sus camas. Dispuso la etiqueta NTR (No Tipo Ritz). Una absoluta dictadura clasista que, según él, fomentaba las buenas maneras. Los hombres sin corbata y las mujeres con pantalones tenían vetada la entrada, un requisito que dejó de estar vigente en los años 70.

Lo último en Economía

Últimas noticias