El retrato robot de un afectado por LetsBonus: una deuda de 25.000 euros y 80 facturas sin pagar

LetsBonus
Logotipo de LetsBonus (Foto: LetsBonus)

El propietario del restaurante La Viña de Laredo (Cantabria) lleva trabajando con Groupalia, la otra sociedad junto a LetsBonus que conforma Ofertix, desde febrero de 2014 y no le han abonado ni una de las casi 90 facturas que a día de hoy le adeudan. En la compañía no le niegan la deuda, incluso le confirman que tiene más facturas de las que el empresario tiene contabilizadas.

Este restaurante, una pyme como muchas otras que deciden usar la plataforma de compra colectiva para darse a conocer, es uno de los muchos afectados por los impagos de LetsBonus. Sin embargo, para muchos de ellos las deudas de la compañía de Antonio Alcántara están suponiendo su sentencia de muerte.

Según José Vicente Frasquet, el abogado de la plataforma de afectados de LetsBonus, en estos momentos hay decenas de proveedores impagados que se han unido para demandar a la compañía de Alcántara por “estafa piramidal”. Una demanda que se interpondrá ante la Justicia la semana del 23 de octubre.

En el caso de La Viña de Laredo, la cifra adeudada asciende a 23.500 euros, aunque la deuda podría aumentar ya que desde Groupalia “me confirman que me deben más facturas de las que yo tengo contabilizadas”, explica el restaurador.

El cántabro explica que lleva reclamando el pago de sus facturas férreamente desde junio de 2017, “les pedí una solución inmediata y les advertí que no atendería a más clientes que vinieran con los cupones de Groupalia”. Y añade, además, que “la gente compra la ofertas y me llama a mí, les digo que no les puedo atender y el que pone la cara soy yo”.

La insistencia de los proveedores no cambió nada, las facturas siguen amontonadas en el cajón y sin abonar. Sin embargo, los anuncios de los negocios como La Viña de Laredo siguen estando colgados en la web y los usuarios siguen comprando unos cupones “sin validez”, como recordaba el abogado Frasquet.

Según confirma a este periódico el restaurador, solo le han abonado a día de hoy dos facturas de algo más de 1.000 euros. “La deuda es muy grande, me ha fastidiado un año entero de trabajo”, apunta el empresario cántabro.

OKDIARIO, como en cada artículo que ha escrito, se ha puesto en contacto con la compañía LetsBonus sin obtener respuesta sobre los hechos.

Lo último en Economía

Últimas noticias