es el segundo año completo en este mercado

Repsol gana 100.000 clientes de luz y gas en 2020 y eleva su cartera hasta los 1,13 millones

Imaz Brufau
El CEO de Repsol, Josu Jon Ímaz y el presidente, Antonio Brufau. (Foto: EFE)

Repsol ha ganado 100.000 clientes de luz y gas en 2020 y suma ya 1,13 millones en este mercado, en el que ha completado su segundo año en competencia con las grandes eléctricas y gasistas del país, Endesa, Iberdrola y Naturgy. La petrolera que preside Antonio Brufau ha aumentado su cartera de clientes pese a que este año ha habido importantes restricciones a la comercialización a causa del estado de alarma por el coronavirus, pero en cambio ha frenado su ritmo de crecimiento en este mercado registrado en 2019, cuando ganó más de 250.000 clientes.

La entrada de la petrolera en el sector de la electricidad y del gas es parte fundamental de su estrategia, debido al giro ‘verde’ que ha puesto en marcha para reducir el peso del crudo en su negocio ante la apuesta mundial por las energías renovables y el cambio climático. Repsol tiene un plan para llegar a 2050 con ‘cero emisiones’, lo que le ha llevado a frenar sus inversiones en exploración y producción de crudo y ampliarles en el campo de la energía verde.

A finales de 2018 completó la compra de los clientes de electricidad y gas de Viesgo, unos 750.000 en total. A partir de ahí, entró en 2019 a competir con las grandes del sector y con decenas de comercializadoras más pequeñas, como Holaluz. Ese año cerró con «más de un millón de clientes», por lo que el incremento de abonados se tradujo en una tasa de más de un 20%. Finalizado el año 2020, Repsol ha conseguido aumentar su cifra de clientes de luz y gas, aunque a un menor ritmo que en 2019: un 9%.

La petrolera ha aumentado su cartera de clientes pese a que este año ha habido importantes restricciones a la comercialización, pero en cambio ha frenado el ritmo de crecimiento en luz y gas registrado en 2019

Pese a ello, Repsol ha conseguido arañar clientes a las grandes del sector, que siguen reduciendo poco a poco su cartera de abonados por el empuje de las pequeñas. Tanto Endesa como Iberdrola como Naturgy han ido perdiendo clientes a lo largo de los años, en el caso de la gasista porque puso en marcha una política de racionalización de su cartera para quedarse con los más rentables.

Petroleras, rivales más fuertes

La petrolera que dirige Josu Jon Imaz ha pasado a ser la quinta eléctrica del país, tras la francesa Total, que ha comprado los dos millones de clientes de la portuguesa EDP en España. Las dos serán ahora rivales más fuertes para Endesa, Iberdrola y Naturgy de lo que eran EDP y Viesgo, debido a su capacidad financiera para invertir.

Además, Repsol tiene más posibilidades comerciales, ya que realiza ofertas multienergéticas, con gasolinas, luz y gas. La compañía asegura en su informe anual que va a continuar con esta estrategia en el futuro. También ha lanzado su oferta de autoconsumo 100% renovable, Solmatch, y va avanzando en la puesta en marcha de parques eólicos en España y en Chile para sumar capacidad de generación eléctrica.

Al mismo tiempo, la petrolera está reduciendo su presencia en países que considera no estratégicos y aparcando inversiones en exploración de crudo. A cierre de año sólo tiene intereses ya en tres países que considera de riesgo, tras su salida de Vietnam: Libia, Argelia y Venezuela.

La petrolera está reduciendo su presencia en países que considera no estratégicos y aparcando inversiones en exploración de crudo. Sólo tiene intereses ya en tres países de riesgo: Libia, Argelia y Venezuela

En el caso de Venezuela, Repsol ha ampliado a cierre de 2020 su exposición a este país, rompiendo una tendencia a la baja que dura ya varios años. Entró en el país en 1993 y en estos momentos acumula un riesgo de 320 millones de euros y mantiene 423 millones en provisiones. La petrolera ha analizado las opciones de recuperar sus inversiones y ha decidido registrar ya una pérdida de 75 millones en su cuenta de resultados.

En Argelia, por su parte, Repsol acumula una exposición de 434 millones de euros y en Libia, algo menos de 300 millones.

Estaciones de servicio

La expansión de Repsol en materia de gasolineras también se ha frenado. El ritmo de apertura de estaciones de servicio en México se ha estabilizado en 2020 y ha cerrado el año con 255 gasolineras, frente a las 234 de 2019. Lejos queda el plan inicial de alcanzar las 400 estaciones de servicio antes de 2020.

Mientras, en Italia, Perú y Portugal ha retrocedido ligeramente en número de gasolineras en el ejercicio anterior. También ha cedido terreno en España, donde ha cerrado el año con 3.331 puntos de servicio frente a los 3.354 de 2019.

Lo último en Economía

Últimas noticias