Porsche gana un 4% más en 2018 y alcanza un beneficio operativo récord de 4.300 millones

Porsche Cayenne
La línea que une las ópticas traseras es el cambio más llamativo de la estética exterior del nuevo Porsche Cayenne.

Porsche alcanzó un beneficio operativo récord de 4.300 millones de euros en 2018, lo que supone un aumento del 4% en comparación con el registrado el año anterior, según datos publicados por la compañía.

La facturación creció un 10% con respecto al ejercicio precedente, hasta los 25.800 millones de euros, con un margen sobre las ventas del 16,6%. La firma alemana efectuó en 2018 un total de 256.255 entregas a clientes, lo que se traduce en un crecimiento del 4% en comparación con el año anterior.

"Hemos logrado nuevos récords de ingresos por ventas y de beneficio operativo en 2018. El aumento de beneficios procede, sobre todo, del crecimiento del volumen de ventas, de una mejora en el mix de producto y del desarrollo positivo en otras divisiones y campos de negocio", señaló el vicepresidente del consejo de dirección de Porsche y responsable de Finanzas y TI, Lutz Meschke.

En cuanto a los modelos, el Panamera, con un incremento del 38%, registró el crecimiento más sólido en términos de ventas, sumando un total de 38.443 unidades vendidas. Las entregas del 911 crecieron un 10%, hasta los 35.573 unidades, a pesar de que el modelo está en pleno cambio de generación.

Las ventas del Cayenne aumentaron un 12%, hasta las 71.458 unidades. Por su parte, el Macan fue el modelo con más éxito en cuanto a volumen, contabilizando 86.031 unidades vendidas.

Por regiones, el mercado chino mantuvo su posición de liderazgo en 2018, con un crecimiento del 12% y unas ventas totales de 80.108 vehículos. Con un incremento del 3% y 57.202 unidades vendidas, Estados Unidos vuelve a colocarse en segunda posición.

Lo último en Economía