Decreto de Vivienda

El PNV se alinea con Blackstone: evitará que Ábalos limite el precio del alquiler como pide Podemos

El PNV se alinea con Blackstone: evitará que Ábalos limite el precio del alquiler como pide Podemos
pnv-blackstone-interior

El PNV se opone a respaldar un Real Decreto que incorpore una limitación a los precios del alquiler y fuerza al PSOE a redactar un texto con algún guiño en este sentido para Podemos, pero que no establezca ese tope al mercado que, desde el entorno del Ministerio de Fomento, se considera de "dudosa legalidad".

El Ministerio de Fomento trabaja contrarreloj para intentar cerrar esta tarde un texto definitivo sobre Vivienda que mañana pueda ser aprobado por el Consejo de Ministros con las garantías de que después será convalidado por el Congreso. Esto no solo pasa por contentar a Unidos Podemos, su socio de Gobierno que tumbó el último Real Decreto en esta materia, también al PNV, que vuelve a tener la llave de una legislación esencial para todos los españoles. La formación vasca no está dispuesta a apoyar un texto en el que se limite el precio de los alquileres, como exige Podemos. Y por ello, el Ministerio de José Luis Ábalos ha optado por proponer a las partes la creación de un índice de precios que sea controlado por las comunidades autónomas y que pueda ser interpretado como un primer paso para que las autonomías quieran meterse en el jardín de regular los precios del alquiler puedan hacerlo en el futuro.

Si lo consigue, el objetivo del PSOE es arrebatar a Podemos la bandera de la vivienda en la próxima campaña electoral. Tras no lograr que el Congreso convalidara el último Real Decreto de Ábalos sobre esta materia, Pedro Sánchez temía que Podemos hiciera campaña con este asunto tan sensible para sus votantes. Ese Decreto fue aprobado el pasado 14 de diciembre en Consejo de Ministros sin incluir el tope a los precios, pero incorporando otras medidas para endurecer los requisitos exigidos a los fondos de inversión y entidades jurídicas que se dedican al alquiler de vivienda, entre otros. El polémico Decreto tuvo una vida fugaz al ser tumbado por el Congreso el 22 de enero y generó una situación paradójica: los alquileres firmados entre el 15 de diciembre y el 22 de enero se hicieron por duración distinta y con condiciones diferentes a lo habitual.

Votantes del PSOE que alquilan pisos

Pero contentar a Podemos no es el único bache que tiene que superar Ábalos en esta carrera por el discurso de Vivienda de la izquierda. El otro problema con el que cuenta el PSOE es que entre sus votantes también hay propietarios que alquilan vivienda. Como recordó ayer Claudio Boada, senior advisor del fondo Blackstone (propietario de un 3% del parque de alquiler español), el  pequeño arrendador representa el 96% del mercado del alquiler en España. Comprar un piso para buscar una renta de cara a la jubilación o con la que completar los ingresos familiares es una fórmula de ahorro muy popular en España, incluido entre muchos votantes socialistas.

El Gobierno juega así con un arma de doble filo. Y el PNV lo tiene muy claro: no apoyará una normativa que limite los precios del alquiler, fórmula que además considera de "dudosa legalidad", algo en lo que coincide con los responsables de Fomento que ya se negaron a incorporar esa cláusula en su último Real Decreto, según explican a OKDIARIO fuentes presentes en las negociaciones a varias bandas para sacar adelante el Real Decreto.

Saura encabeza las negociaciones

Por parte del Ministerio, las negociaciones las está liderando la secretaria general de Vivienda, Helena Beunza, y el secretario de Infraestructuras, Pedro Saura. En Unidos Podemos, quien se encarga de las negociaciones es la responsable de Vivienda, Lucía Martín, junto con el diputado Rafa Mayoral. Se da por supuesto que cualquier decisión contará con la aprobación de Pablo Iglesias a través de Irene Montero.

En el resto de socios de la moción de censura de Sánchez la predisposición para aprobar el Real Decreto es buena. PDeCAT y ERC parecen decididos a respaldar esta nueva normativa en materia de vivienda. De hecho, en Cataluña, ya hay un Observatorio para los precios de la vivienda que va a servir al Ejecutivo de inspiración para crear el nuevo índice de precios con el que crear una base de datos para ver cómo están los precios de los pisos.

En el sector inmobiliario, estas negociaciones y la inseguridad jurídica que se está creando en el mercado del alquiler con los mensajes sobre un límite de precios se sigue con una mezcla de perplejidad y preocupación. Perplejidad porque el problema de la tensión de los precios apenas afecta al 15% del territorio español, explican fuentes del sector. Esto es Madrid, Cataluña y Baleares. Y no en todo el territorio de estas comunidades autónomas los precios se han tensionado. En los lugares que sí lo ha hecho ha sido por la ley de la Oferta y la Demanda.

La esperanza de los grandes fondos y muchos arrendatarios es que el próximo Gobierno establezca un marco legal más seguro con unas reglas claras de juego para un sector tan vital para los ciudadanos, como es el de la vivienda.

 

 

Lo último en Economía