Crisis del coronavirus

Nueva alarma laboral: España destruye casi 100.000 empleos entre los días 1 y 30 de junio

contagio
Pedro Sánchez, en una comparecencia en Moncloa (EFE)

Aunque el Gobierno habla de «estabilización» en el mercado de trabajo, los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social muestran algunas cifras preocupantes. Recurriendo al dato que el Gobierno lleva utilizando en los últimos meses para evaluar la evolución del empleo (y que ahora no ha querido destacar porque le sale un balance peor), entre los días 1 y 30 de junio se destruyeron 99.906 puestos de trabajo.

La mayor pérdida correspondió al último día del mes de junio: 161.500 afiliados menos. Según el Ministerio de Trabajo, hasta un día antes de acabar el mes la evolución de la afiliación mostraba una progresión positiva.

De hecho, a tenor de las estadísticas oficiales, el último día de junio fue el peor desde el 16 de marzo, cuando apenas había arrancado el estado de alarma.

Nueva alarma laboral: España destruye casi 100.000 empleos entre los días 1 y 30 de junio

En junio el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.624.337 personas, lo que equivale a un aumento de 68.208 cotizantes respecto a la media de mayo (un 0,37% más). Según el Gobierno, «se registra por segundo mes consecutivo un incremento en la cifra de ocupados tras el desplome ocasionado por la pandemia». Sin embargo, los datos de afiliación diaria no invitan tanto al optimismo.

El Ejecutivo también explica que si se atiende al detalle en la evolución de los afiliados en junio (del día 1 al 30), por actividades económicas, hay que señalar el comportamiento de Comercio (26.998 afiliados más, un 1,16%), Construcción (15.212, un 1,86%) y de la Industria Manufacturera (11.057, es decir, un aumento del 0,62%). Sin embargo, son solo leves repuntes tras la fuerte destrucción de empleo registrada en estos mismos sectores tras el estallido de la pandemia.

De hecho, en los últimos 12 meses el sistema de Seguridad Social ha perdido 893.360 afiliados (-4,58%). De esta cifra, 847.650 corresponden al Régimen General, que experimenta un descenso del 5,24%. Además, el Sistema Especial Agrario ha visto disminuir en 27.761 sus afiliados, mientras que el Sistema Especial Empleados Hogar, en 31.234. El Régimen General conjunto registra un retroceso de los cotizantes del 5,24%.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, por su parte, registró 41.348 personas menos (-1,26%) en comparación con junio de 2019. Además, el Régimen del Mar disminuye en 4.188 ocupados (6,23%) y el Carbón decrece en 176 afiliados, que supone una caída del 12,7%. En definitiva, que la situación del mercado laboral en prácticamente todos los sectores es mucho peor que hace un año.

La evolución de los ERTE

En cuanto a los ERTE, desde el 30 de abril, es decir, desde el inicio de mayo, han salido 1,56 millones de afiliados. En el último mes, 1,17 millones de trabajadores han abandonado esta situación. De estos, 1,059 millones de trabajadores han abandonado en junio la situación de ERTE de Fuerza Mayor.

Eso sí, es preocupante la cantidad de prestaciones que está abonando el Estado, lo que indica que España es un país cada vez más subsidiado mientras que las empresas intentan salir a flote.

Con datos del mes de mayo, los últimos disponibles, se puede observar como el SEPE dio cobertura a casi 6 millones de personas, con un total de 5.986.864 prestaciones gestionadas.

Este elevado nivel de prestaciones es el resultado de sumar las prestaciones que cobraban las personas que ya estaban en desempleo antes de la crisis sanitaria, las que perdieron su empleo desde entonces y, sobre todo, a las personas que están en Expedientes de Regulación Temporal de empleo (ERTE).

En el mes de mayo el SEPE pagó en prestaciones 5.526 millones de euros, de los que 3.318 millones se dedicaron a pagar prestaciones por ERTE y 2.208 millones a prestaciones por desempleo, tanto en el nivel contributivo como en el asistencial.

 

Lo último en Economía

Últimas noticias