Mercados

Nuestra tormenta perfecta ¡ha comenzado!

mercados-inversores
Wall Street (Foto. Getty)

La falta del acuerdo del Brexit o el desafío de Italia son algunas de las amenazas

“Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación” Henry David Thoreau

No les diré nada nuevo si les recuerdo que en las últimas semanas he venido
advirtiendo desde esta, mi tribuna de opinión, sobre las dificultades existentes en los mercados cotizados de Renta Variable. Como expuse en; ¡Es tiempo de osos! una tormenta perfecta se cierne sobre Mr. Market, puesto que el fenómeno confrontado entre la falta de acuerdo del Bréxit, el desafío de Italia, la subida de tipos de interés en USA, y la guerra comercial pueden ser esa excusa buscada que convierta un proceso avanzado de distribución técnico; ¡en un mercado bajista!

En las últimas semanas se han contravenido mis temores, puesto que para sorpresa del mercado un acuerdo sobre el Bréxit, una moderación en la dialéctica por parte de Italia, USA y China (Trade War), y la Reserva Federal han restado presión a la siempre nociva y detestada incertidumbre para los inversores. En este sentido y al margen de ello, la nueva disputa sobre la extradición de la vicepresidenta y heredera de Huawei por parte de USA a Canadá y la exigencia de liberación por parte de China, ha reavivado la llama de la volatilidad en los mercados de Renta Variable, dejando al borde del precipicio a Wall Street, que como sabemos se aferra a cualquier desencuentro para soltar “el papel” a la primera de cambio.

El Nasdaq 100, el Dow Jones y el SP500 se debaten nuevamente ese soporte clave de largo plazo que son los mínimos anuales. Dejando los 6.500, 24.000 y 2.600 puntos respectivamente como el umbral que ¡delimita el mercado alcista, del bajista!

La poca intensidad en el rebote precedente es cuanto menos reveladora, puesto que el caudal de noticias positivas no ha servido para acelerar el rebote, circunstancia que me hace pensar que el mercado en su liquidez; ¡está seco! Pero no solamente la incapacidad de los alcistas es reveladora, también lo es el violento movimiento semanal del oro y del VIX, ¡ya por encima de los 23 puntos! Tras caídas superiores en las BlueChip del -30%, lo lógico era esperar una toma de posiciones por parte de los fondos institucionales pero como les decía; ¡rien de rien!

Lo que trato de comunicarles semana tras semana, es que en el fondo, las Bolsas son mercados y los desequilibrios entre la oferta y la demanda son claramente el elemento diferenciador.

El exceso de oferta en el mercado más sobrecomprado de la historia, ¡es un peligro! les guste o no, especialmente en Wall Street y en el DAX alemán. Prueba de ello es la compañía alemana Fresenius, que ha sorprendido negativamente al mercado emitiendo un Profit Warning capaz de tumbar la cotización la friolera de un -17%, acelerando sus caídas en el primer envite bajista nada menos que un -50% ¡bravo por ella! NVIDIA (-60%), Fresenius (-50%) y H&M (-70%) son claros ejemplos acerca de lo que les vengo advirtiendo desde hace ya muchas jornadas operativas. Cuando las elevadas valoraciones se juntan con la elasticidad del yield spread, cualquier argumento en contra del crecimiento conlleva un reajuste en las cotizaciones de las acciones, que la sangría bajista supera con
creces del -50% y claro, esto repetido de manera sistemática en los principales valores del Nasdaq100, es lo que podría precipitar un reajuste de capitales sobre la ingente burbuja bursátil que existe en Wall Street. Tengan en consideración, que a pesar de la volatilidad reinante ¡el mercado bajista todavía ni ha comenzado! Circunstancia que en Blackbird esperamos en liquidez y con mucha concentración, puesto que para aquellos que sigan creyendo que lo que ha funcionado durante la última década perdurará en el tiempo de manera ilimitada, les auguro que lo que suele suceder es un proceso de dolor y arrepentimiento, que les hará odiar literalmente, a mi amado mercado.

Bajo este panorama he defendido nuestras carteras de Renta Variable
posicionándolas hasta el 60% en liquidez, tras materializar los beneficios obtenidos de mi compra de Telefónica tal y como les expliqué en; ¡Voy a comprar Telefónica!

Y me decido a hacer caja no porque vea dificultades en un activo que ahora cotiza en tendencia alcista, más bien porque durante los últimos meses estoy presenciando una auténtica masacre bursátil en las acciones de mediana y pequeña capitalización, lo que me permite optar por un nutrido surtido de valores de enorme potencial de revalorización si seguimos haciendo de nuestra paciencia, ¡bendita virtud! Con un 60% de liquidez, un 8% en posiciones cortas sobre el Nasdaq100 y un 6% en oro; nuestra cartera modelo asesorada queda al amparo de mis decisiones y no al libre albedrío del mercado, algo que en Blackbird, ¡tenemos muy claro! Si dejas que el mercado sea quien decida en este negocio, estás acabado antes de comenzar.

Por ello prefiero pecar de cauta siendo sabedora de todas las
advertencias que les vengo explicando semana a semana, puesto que si bien es cierto que la realidad de los hechos siempre se conoce tras el pasar de los días, mi trabajo consiste en gestionar los riesgos, y precisamente en ello estoy. Como decía Henry Thoreau, el miedo a tomar decisiones nos hace vivir en silencio la desesperación y es desde aquí, desde mi voz más pública y sin miedo alguno, desde donde pretendo aconsejarles de algo de lo que todavía estamos a tiempo, y es que en la Bolsa; ¡hay que dejar que el último euro, lo gane otro!

Gisela Turazzini es CEO de Blackbird

Lo último en Economía