POLÍTICA MONETARIA

El mercado da un 60% de probabilidades a que el BCE rebaje tipos el próximo jueves

El presidente del BCE, Mario Draghi, y el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos
El presidente del BCE, Mario Draghi, y el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos

El mercado empieza a vislumbrar un escenario en el que el Banco Central Europeo (BCE) podría adelantarse a la Reserva Federal (FED) a la hora de bajar tipos de interés. El organismo que preside Mario Draghi se reunirá el próximo jueves y los expertos de Bloomberg elevan al 60% las posibilidades de que la rebaja se produzca entonces.

En caso de darse este movimiento, el BCE se adelantaría a la FED a la hora de recortar tipos de interés. Los expertos consultados por OKDIARIO apuntan a la facilidad de depósito como el tipo con más probabilidades de sufrir un recorte… pese a estar ya en el -0,4%.

La facilidad de depósito es un instrumento de política monetaria que permite a las entidades bancarias depositar en los bancos centrales su excedentes de liquidez. Al penalizarlo, se trata de empujar a los bancos a que muevan su dinero, en vez de depositarlo en el organismo central.

Objetivo

Uno de los grandes mantras del Banco Central Europeo podría llegar a su fin. La letanía «queremos dejar la inflación próxima, pero por debajo del 2%» podría tener los días contados en el banco central, después de que en los últimos trimestres se esté demostrando cómo los distintos impulsos monetarios no sirven para levantar los precios, que son los que marcan precisamente la subida de tipos.

Según fuentes de Fráncfort citadas por Bloomberg, funcionarios del BCE están en un trabajo confidencial y preliminar para cambiar el objetivo del 2%. Esto permitiría al BCE mantener una inflación elevada durante tiempo para que el aumento de precios se fuera afianzando.

El director general de política monetaria del BCE, Massimo Rostagno, presentó ante el Consejo de Gobierno un trabajo sobre la efectividad del objetivo del 2%. En los primeros años de recorrido del BCE con Jean-Claude Trichet, el banco central mantuvo la política de fijarse tan sólo en la inflación, tal y como consta en sus estatutos, sin intentar impulsar la economía que en esos momentos se estaba hundiendo. Ahora, es este objetivo el que de nuevo se ve como un impedimento que obliga al banco central a lanzar continuamente estímulos monetarios para subir la inflación.

Lo último en Economía

Últimas noticias