Mediapro

Mediapro: la liga francesa negocia ya con Canal Plus para romper el contrato con Roures por impagos

Jaume Roures Mediapro
Jaume Roures está ahogado por las deudas.

El impago en octubre a la Liga de fútbol francesa por parte de Mediapro del segundo plazo del contrato de los derechos de emisión en televisión de esta competición -172 millones de euros- ya está teniendo consecuencias. La Liga gala ya ha iniciado conversiones con Canal +, rival de la productora que dirigen Jaume Roures y Tatxo Benet en el país, para romper el contrato con la española y cerrar un nuevo acuerdo con la francesa para que le sustituya en la retransmisión de los partidos como titular de los derechos.

Es en lo que están trabajando los directivos de la Liga francesa -según ha publicado la prensa local- después de que Roures haya dejado entrever públicamente que tampoco abonará el tercer plazo del contrato anual de casi 1.000 millones de euros que se comprometió a pagar tras ganar el concurso en 2018 por los derechos de televisión para las temporadas 2020 a 2023. Este nuevo plazo se debería abonar a principios de diciembre, el 5, pero Mediapro defiende que al estar en curso un contencioso entre las partes por estos impagos, no está obligado a abonar ese tercer plazo.

La Liga gala presiona a Mediapro para alcanzar un acuerdo antes de ese 5 de diciembre, aunque el tribunal no entregará sus primeras conclusiones sobre el caso hasta dos días después, el 7 de diciembre, según apuntan varios medios locales. Sin embargo, la productora española se mantiene firme en sus exigencias de que LaLiga reduzca el precio de los derechos este año por el impacto que la pandemia ha tenido en el fútbol francés en general y en el negocio de Mediapro en particular.

Canal + estaría dispuesto a poner encima de la mesa hasta 750 millones de euros para sustituir a Mediapro como gestor de los  derechos de emisión del fútbol en televisión por los impagos de la española

Roures quiere una rebaja en el precio ya este año o que se le de una prórroga para pagar hasta el ejercicio de 2026. Unas condiciones que no acepta LaLiga francesa porque ya no confía en Roures, por lo que le está presionando para que renuncie al contrato y se marche cuanto antes de Francia. Con este objetivo ha iniciado negociaciones con Canal +, tradicional dueño de los derechos de televisión en Francia hasta la irrupción de Roures en 2018 rompiendo el mercado. Canal + estaría dispuesto a pagar hasta 750 millones de euros para sustituir a Mediapro.

Macrón: contrato «frágil»

El conflicto con Mediapro ha llegado hasta la presidencia de la República. El líder francés, Emmanuel Macron, criticó hace unos días en una reunión privada con los dirigentes de La Liga local la firma de este contrato con la productora española -controlada ahora por el grupo chino Orient Hontai-. «Avisamos a la Liga. Sabíamos que este contrato era frágil», advirtió Macron, según la prensa local. «Creo que la gente que lo negoció no fue muy seria», advirtió en dicha reunión.

La consecuencia de estas palabras, corroboradas posteriormente por otros miembros del Ejecutivo francés, es que el Gobierno de la República se niega a salir al rescate de los equipos de fútbol franceses, que están en riesgo de ir a la quiebra si continúan los impagos de Mediapro. De momento, LaLiga ha conseguido un crédito de urgencia para hacer frente al primer impago, el de octubre, por 172 millones de euros. Pero el 5 de diciembre se producirá con toda probabilidad el segundo impago, también de 172 millones de euros.

Entonces, el futuro de los clubes franceses estará en peligro ya que dependen prácticamente de estos ingresos de la televisión ante el cierre de los estadios al público por el coronavirus.

Telefoot, la apuesta de Roures

Roures está sufriendo en Francia. Tras ganar la subasta de los derechos en 2018 por casi 1.000 millones de euros por temporada puso en marcha un canal propio de televisión para emitir los partidos y explotar los derechos. Lanzó la marca Telefoot con la intención de que al menos 3,5 millones de franceses como mínimo se abonaran al canal para hacer rentable la inversión.

Telefoot necesitaba 3,5 millones de abonados para hacer rentable la inversión de Mediapro: Roures reconoce que tiene 600.000 suscriptores

Pero la cifra de abonados que finalmente ha apostado por Telefoot queda muy lejos de la necesaria para no perder dinero. Según señaló el propio Roures en una rueda de prensa en Paría, el canal tenía 600.000 abonados, cifra que es rebajada por la prensa local a un máximo de 400.000. Con esa cifra, la rentabilidad del proyecto es imposible y esta es la razón que estaría detrás de la ruptura del acuerdo por parte de Roures.

Lo último en Economía

Últimas noticias