Bancos

Jaime Botín espera el OK del BCE para cobrar el mayor dividendo individual de la banca: 10,4 millones

El tío de Ana Botín y hermano del fallecido Emilio Botín se quedó el pasado año a las puertas de cobrar 326 millones de euros por Bankinter por un dividendo extraordinario que el BCE paralizó por la pandemia.

Jaime Botín Sáenz de Sautuola espera como agua de mayo que el Banco Central Europeo (BCE) dé el permiso a Bankinter para repartir, esta vez sí, el 15% de su beneficio de 2020, tal y como ha solicitado el banco dirigido por Dolores Dancausa a la institución de Christine Lagarde. El hermano del fallecido Emilio Botín y tío de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, es uno de los mayores interesados en que Fráncfort abra la mano y se espera embolsar 10,435 millones de euros este año cuando el regulador lo permita.

Jaime Botín, de 84 años, se quedó el año pasado a las puertas de recibir el que habría sido uno de los mayores dividendos de la historia de la banca española. Bankinter ya había previsto esta remuneración extraordinaria de 326 millones de euros  para su principal accionista cuando la pandemia obligó a cambiar la situación. Por entonces las previsiones hablaban de un pago de 60 millones en concepto de dividendo ordinario y 269 de extraordinario en acciones una vez que se hubiera ejecutado la salida a Bolsa de la aseguradora Línea Directa.

Bankinter tuvo que dar marcha atrás por la pandemia a un dividendo ordinario y otro extraordinario que para Jaime Botín suponían el ingreso de 326 millones de euros en efectivo y acciones

Doce meses después, la situación ha cambiado mucho. La operación de salida a Bolsa se espera a lo largo de este año pero los beneficios históricos de 2019 quedan lejos y ya no volverán «en dos o tres años», según Dancausa. Y el ‘superdividendo’ a Botín -como también al resto de accionistas- se aplaza. En estas condiciones, el millonario banquero, uno de los hombres más ricos de España, puede recibir un dividendo realmente mucho menor de lo que está acostumbrado con Bankinter, y aún así el mayor dividendo individual de la banca española por el momento, mientras aún tiene pendiente cobrar el extraordinario cuando Línea Directa salga al mercado.

Bankinter ha solicitado al BCE el permiso para poder repartir el máximo permitido del 15% de su beneficio de 2020, a lo que Fráncfort tendrá que responder. De los 45 millones de euros que la entidad quiere pagar en concepto de retribución a sus accionistas si el regulador se lo permite, aproximadamente 10,435 millones de euros corresponderán a Cartival, la sociedad patrimonial de Jaime Botín que tiene un 23% del banco.

En Bankinter esperan poder finalmente realizar el pago por acción, dado que la entidad ha demostrado tener un balance sólido en sus resultados de 2020.

Masaveu 

Después de Jaime Botín, el principal accionista con mucha ventaja en Bankinter, el siguiente propietario relevante de la entidad es Fernando Masaveu, empresario asturiano que ostenta el 5,31%  y que es una de las mayores fortunas del Principado. Masaveu también tiene el 5,76% de Liberbank, entidad de la que es el principal accionista después de la Fundación Caja Asturias, del fondo Oceanwood y del mexicano Ernesto Tinajero.

De aprobarse el dividendo del banco central, Fernando Masaveu cobrará 2,389 millones de euros. Sus ingresos por dividendo también se truncaron el pasado año pues el dividendo que cobraría ahora no tendrá nada que ver con el que esperaba hace sólo unos meses, cuando se preveía que ingresara más 76 milones de euros en efectivo y en acciones de Línea Directa.

Otros accionistas representativos de Bankinter que también se beneficiarán del dividendo a cuenta de los resultados de 2020 son Blackrock y Lazard, el banco presidido en España por Jaime Castellanos. Blackrock cobrará 1,62 millones de euros de dividendo por su 3,6% de Bankinter y Lazard 1,35 millones por su 3,02%.

Bankinter es actualmente el quinto banco por capitalización bursátil de España con 4.470 millones de euros, justo por debajo de Bankia y doblando prácticamente el valor de Banco Sabadell.

Otros directivos

Otros directivos de Bankinter recibirá en todo caso un dividendo muy inferior, de escasa representatividad para los sueldos y salarios que cobran por su pertenencia al equipo directivo y al consejo de administración.

Por ejemplo, en el caso de Pedro Guerrero, presidente de Bankinter pero sin funciones ejecutivas, cobrará 159.300 euros de dividendo por su 0,354% del capital del banco. La propia Dancausa, que posee un 0,152% de las acciones de la entidad, se embolsará 68.400 euros. La directiva madrileña, que este jueves ha criticado las subidas de impuestos que ha preparado el Gobierno ya que afectan a los estratos más vulnerables de la sociedad, tuvo en 2019 una retribución de 1,4 millones de euros por su función como consejera delegada del grupo y principal responsable de la dirección del mismo.

En el consejo de administración de Bankinter también se cita otro Botín, Marcelino, hijo de Jaime y hermano de Alfonso Botín, que es el representante de Cartival, la sociedad patrimonial del patriarca santanderino. Marcelino Botín, primo de Ana, tenía el año pasado un sueldo por parte del banco de 113.000 euros al año, a pesar de que su principal actividad no es especialmente Bankinter sino los barcos.

De hecho, Marcelino decidió hace un tiempo no dedicarse a la banca sino al diseño de barcos. El empresario es jefe de diseño del equipo estadounidense American Magic y se ha convertido en un experto en fabricación de embarcaciones.

Lo último en Economía

Últimas noticias