YVANCOS ABOGADOS: LA AUDITORA "NO SE VA A IR DE ROSITAS"

Inversores piden la imputación de Deloitte por «falsear las cuentas» de Abengoa

Deloitte
Fernando Ruiz, presidente de Deloitte España (Foto: Circulo de Empresarios)

A Deloitte le puede salir muy caro el servicio de auditoría prestado a Abengoa. Tras la investigación abierta por el organismo regulador de EEUU para fiscalizar el trabajo realizado en la compañía sevillana, ahora un grupo de inversores españoles vuelve a la carga en su intento por lograr la imputación de la firma en la Audiencia Nacional.

El despacho Ybancos Abogados representa a un conjunto de particulares que se han visto perjudicados por el desplome bursátil de Abengoa, y acusa directamente a Deloitte de “haber participado en el falseamiento de las cuentas” de la empresa sevillana, según la querella criminal presentada ante la Audiencia Nacional.

Aunque el tribunal no ha admitido de momento a trámite la querella, el despacho de abogados ha recurrido la decisión ante la Sala de lo Penal, confiando en que “tarde o temprano la Audiencia Nacional investigue la participación de Deloitte en el maquillaje contable de Abengoa, porque es un caso de libro”. Con estas palabras ha definido la situación Joaquín Yvancos en declaraciones a OKDIARIO.

“Si en casos tan sonados como Pescanova o Gowex se han pedido responsabilidades a los auditores, lo normal es que en esta ocasión no sea distinto. Aunque de momento nadie de Deloitte esté imputado la firma no se va a ir de rositas”, ha añadido el letrado.

Deloitte
Edificio de Deloitte (Foto: EFE)

"Obvia y burda manipulación contable"

En la querella criminal, el despacho acusa a Deloitte y a Abengoa como personas jurídicas de los delitos de “falseamiento de documentos” de Abengoa y de “falseamiento de información económico-financiera". En el caso de la auditora apunta, además, que “ha existido mala fe en los criterios utilizados en su contabilidad interna, lo que constituye un acto de obvia y burda manipulación y alteración de los precios de sus títulos en el mercado”.

El despacho lleva más de un año reclamando responsabilidades a Deloitte y Abengoa, ya que fue a finales de 2014 cuando la agencia Fitch Ratings advirtió que la deuda real de la empresa sevillana era el doble de la declarada. Deloitte salió al paso ratificando las cuentas de Abengoa y defendiendo el criterio utilizado para contabilizar el pasivo, aunque al cierre del ejercicio lo modificó para ajustarse a lo planteado por Fitch Ratings.

Torre de una planta solar de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla (Foto: REUTERS).
Torre de una planta solar de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla (Foto: REUTERS).

Casi 20 millones cobrados en tres años

Deloitte fue la encargada de revisar y aprobar las cuentas de la empresa sevillana en los tres últimos años, sin advertir de la existencia de problemas contables. La firma cobró 19,9 millones de euros por su trabajo y tan sólo advirtió sobre la viabilidad de Abengoa a mediados de noviembre del pasado año, dos semanas antes de que la compañía iniciara el proceso que puede provocar la mayor quiebra de la historia de España.

A la división española de la firma que preside Fernando Ruiz se le acumulan los problemas. Deloitte España está inmersa en una crisis reputacional por el “caso Abengoa” y, también, por su implicación en la ocultación del agujero contable de más de 22.000 millones de Bankia.

A todo ello se suma la pérdida de los contratos con Santander, Bankinter y la posibilidad de dejar de auditar a BBVA, así como la decisión de Iberdrola de elegir a su competidora KPMG. La firma puede perder el trono de las auditoras en España.

Lo último en Economía

Últimas noticias