Según un informe de PWC y el Urban Land Institute

Los ingredientes que harán crecer el mercado inmobiliario europeo en 2020: alta liquidez y bajos tipos de interés

Los ingredientes que harán crecer el mercado inmobiliario europeo en 2020: alta liquidez y bajos tipos de interés
Sector inmobiliario europeo @PWC

Los inversores renuevan su confianza en el mercado inmobiliario europeo y en sus expectativas de rentabilidad para el 2020, a pesar de la débil coyuntura internacional y de las incertidumbres políticas y económicas. París lidera el ranking de las grandes capitales europeas más atractivas para la inversión, seguida de Berlín y Francfort, según el informe ‘Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2020′ elaborado PwC y el Urban Land Institute tras más de 900 entrevistas con los principales agentes del sector. Si miramos a España, observamos, según el mismo documento, que Madrid y Barcelona se sitúan en el top ten de este ranking.

De esta manera, y según los datos, el mercado inmobiliario en Europa prolongará en 2020 su octavo año consecutivo de buenas perspectivas de negocio y rentabilidad. Las dudas sobre la evolución de la coyuntura económica internacional, las tensiones comerciales entre EE. UU. y China, así como la inestabilidad que podría generar el Brexit –el divorcio de Europa y Reino Unido– no serán suficientes para darle la vuelta a un mercado inmobiliario marcado por la abundancia de liquidez y por un escenario sostenido de bajos tipos de interés.

Ambas circunstancias, de hecho, seguirán alimentando el atractivo de los activos inmobiliarios por delante de otras alternativas de inversión. El estudio se ha presentado esta semana en un acto que ha contado con la participación de Alfonso Brunet, consejero delegado de Castellana Properties, Ismael Clemente, consejero delegado de MERLIN Properties y Concha Osácar, socia fundadora y miembro del Consejo de Administración de Azora Capital.

El 63% asegura que su confianza sigue intacta con respecto a 2019

Según las respuestas de los encuestados, éstos conservan las buenas expectativas para 2020. De hecho, el 63% asegura que la confianza en el negocio sigue igual que el año pasado y casi un 50% mantiene sus expectativas, tanto de rentabilidad, como de creación empleo. No obstante, siguen viendo con preocupación la inestabilidad política y la ralentización económica, sin embargo, estos factores se han instalado como una constante a nivel mundial con la que tienen que trabajar.

El 81% de los inversores entrevistados se muestran preocupados, en mayor o menor medida, por la inestabilidad política internacional, como, por ejemplo, la guerra comercial que hay entre EE. UU. y China, y el 70% por la incertidumbre política en Europa poniendo la mirada en el Brexit. Sin embargo, la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de retomar su política monetaria expansiva y la abundancia de liquidez que hay en el mercado seguirán animando el inmobiliario europeo.

El 56% de los agentes de sector asegura que el precio del dinero se mantendrá inalterable en 2020 y un 46% afirma que los tipos de interés a largo plazo tampoco van a variar. Además, el 55% considera que la disponibilidad de capital seguirá igual en los próximos doce meses. Todo ello ha conformado un mercado con escasez de activos prime y en el que la mejor forma de hacerse con ellos es el desarrollo, para el 68% de los encuestados.

Residencias de la tercera edad o viviendas compartidas, las nuevas apuestas de los inversores inmobiliarios

Con todos estos datos sobre la mesa, los inversores esperan en 2020 unas rentabilidades similares a las de 2019. El 44% estima que se sitúen entre el 5% y el 10%; el 21% entre el 10% y el 15% y el 12%, por encima del 15%. Para ello, se está apostando cada vez más por otros sectores alternativos, sobre todo relacionados con el alojamiento, como las residencias de la tercera edad, las viviendas compartidas, el alquiler residencial o las residencias de estudiantes, entre otros.

Ademas, el estudio ‘Tendencias del Mercado Inmobiliario 2020‘ dibuja tres grandes tendencias que van a marcar el sector durante los próximos años. Por un lado, el mayor peso de los aspectos medioambientales en el inmobiliario. La concienciación de la opinión pública sobre los efectos del cambio climático está avivando la demanda de los inversores que apuestan, cada vez más, por un inmobiliario sostenible. El 48% de los participantes en el informe asegura que han aumentado los riesgos asociados al cambio climático en el sector y el 73% asegura que seguirán haciéndolo en los próximos cinco años.

Por otro lado, se ha puesto especial atención al aumento de los riesgos regulatorios, ya que se espera que proliferen las iniciativas de los gobiernos locales para intentar regular los precios de los alquileres en algunos mercados, especialmente, en algunas grandes capitales europeas, que preocupan a los inversores porque pueden limitar la inversión en este tipo de activos para incrementar la oferta de alquiler. El 61% de los inversores están preocupados por la dificultad de acceso a la vivienda y el 50% cree que esta situación empeorará en 2025.

Y, por último, el mismo estudio pone el énfasis en el incremento de los costes de construcción, que está afectando a la rentabilidad de las estrategias de inversión, de desarrollo inmobiliario y de reposicionamiento. De hecho, el 67% de los participantes en el informe están preocupado por el incremento de los costes de construcción.

Gran París obtiene la mayor atención de los inversores

El informe ‘Tendencias en el Mercado Inmobiliario en Europa 2020‘ incluye, un año más, su ranking con las perspectivas de inversión en treinta y una grandes capitales europeas. Esta edición, París centra el foco de atención de los inversores, gracias a su proyecto Gran París, que apuesta por una red de transporte de más de 200 kilómetros para interconectar todos los rincones de la ciudad. Alemania sigue siendo el país con mayor presencia entre las diez primeras, con Berlín, Frankfurt y Hamburgo. Le sigue España, con Madrid y Barcelona en las posiciones quinta y novena, respectivamente.

Madrid destaca por el dinamismo de su economía, su atractivo para el establecimiento de compañías internacionales y por las interesantes perspectivas que supone la aprobación del proyecto Nuevo Norte. Barcelona#9, por su parte, está viendo como el mercado inmobiliario es capaz de sortear la inestabilidad política y se encuentra también entre las diez elegidas.

El transporte y la movilidad dentro de las ciudades es un valor en alza

El informe pone en valor a las grandes capitales europeas que apuestan por la conectividad de sus infraestructuras de transporte y que buscan acercar todos los rincones de su área urbanas a residentes, trabajadores y turistas. Además, el estudio considera que, en líneas generales, son cada vez más los actores inmobiliarios que están siguiendo las grandes tendencias socio demográficas donde, el uso mixto, la movilidad inteligente -patinetes, bicicletas, vehículo compartido, coche eléctrico…- y la tecnología son características esenciales para el éxito de las inversiones.

Para Rafael Bou, socio responsable del sector Inmobiliario en PwC, “en 2020, la gran liquidez del mercado va a favorecer la inversión en inmobiliario en España, ya que continuamos siendo reconocidos por nuestra recuperación económica y potencial de crecimiento en rentas frente a otros países. Además, somos un territorio muy atractivo para la inversión en sectores alternativos, donde nuestra oferta es más limitada u obsoleta en segmentos relacionados con camas (residencial para alquiler, residencias de ancianos, residencias de estudiantes, etc.) y logística. Estos son atractivos por sus mayores rentabilidades, que están correlacionadas con las tendencias sociodemográficas (envejecimiento, hábitos de consumo, etc.) que del ciclo económico”.

Lo último en Economía

Últimas noticias