Inmobiliario

Ibercaja vende activos adjudicados por un valor bruto de 652 millones

Ibercaja ha cerrado la venta de una cartera de activos adjudicados con un valor bruto contable de 652 millones de euros y que ha sido adquirida por 266 millones por parte de una nueva sociedad participada en un 80 % por el grupo sueco Intrum y el 20 % restante por el banco aragonés.

Inmobiliario
Mercado inmobiliario (Foto: Flickr)

Según ha informado Ibercaja, la cartera, denominada "Cierzo", permite a la entidad traspasar un volumen de activos de esta calificación por un valor bruto de 652 millones de euros, que equivalen a prácticamente la mitad del saldo de activos adjudicados.

Con esta operación el banco aragonés cierra un primer ejercicio del Plan Estratégico 2018-2020, en el que, entre otros hitos, ha conseguido completar la emisión de capital AT1 por 350 millones de euros en el mes de marzo y ha contratado a Rothschild como asesor financiero independiente para su proceso de salida a bolsa.

Ibecaja subraya que esta acción le permite continuar con el saneamiento del balance y la disminución de activos improductivos con el objetivo de mejorar el perfil de rentabilidad del banco.

Una cartera con 6.400 activos

Intrum, por su parte, ha destacado en una nota de prensa que el acuerdo afecta a una cartera con 6.400 activos inmobiliarios procedente de Ibercaja y sus filiales Residencial Murillo y Cerro Murillo, que será transferida a la nueva compañía participada mayoritariamente por el grupo sueco.

“Estamos muy satisfechos de ser capaces de añadir otra importante inversión a nuestra actividad en España, que sin duda nos ayudará a alcanzar los objetivos financieros establecidos por la compañía para 2020″ y continuar desarrollando esa alianza estratégica y ampliar el contrato de servicio que tienen en la actualidad, ha manifestado el presidente y primer ejecutivo de Intrum, Mikael Ericson.

Según la entidad financiera aragonesa, esta operación se suma a otras transacciones similares realizadas en el ciclo estratégico anterior: carteras denominadas "Goya" y "Fleta" en las que se traspasaron préstamos promotor clasificados como dudosos por importe de 700 y 489 millones de euros, respectivamente, la primera de ellas en 2015 y la segunda en 2017.

En concreto, la operación supondrá un impacto negativo en los resultados antes de impuestos de aproximadamente 31 millones de euros y tendrá un impacto ligeramente positivo en el ratio de capital, añade la entidad.

Los ahorros de costes recurrentes derivados de esta operación se estiman en torno a 30 millones de euros antes de impuestos durante los dos años siguientes.

La reducción de activos improductivos entre enero y septiembre de 2018 y esta operación singular alcanzan una cifra total de 950 millones de euros, lo que supone el 50 % del objetivo total marcado por el banco en el Plan Estratégico 2018-2020, lo que refuerza el posicionamiento de Ibercaja en su proceso de salida a Bolsa.

Intrum, a través de su filial Aktua, ha estado gestionando los activos adjudicados de Ibercaja desde el segundo trimestre de 2016 mediante un acuerdo estratégico de prestación de servicios, que continuará una vez que los activos sean transferidos a Intrum, garantizando de este modo la continuidad y estabilidad en la gestión del servicio.

Lo último en Economía

Últimas noticias