La huelga de los estibadores catalanes abre un agujero de 600.000 euros en las navieras

Armada
Puerto de Barcelona (Foto. Puerto de Barcelona)

Los estibadores de Cataluña han decidido secundar la huelga catalana y tienen absolutamente paralizados los puertos de Barcelona y Tarragona. Según fuentes portuarias, no hay actividad, pero se están cumpliendo con los servicios mínimos. Sin embargo, este paro general abre un agujero de más de 600.000 euros diarios en las navieras que llegan a dichos puertos.

Sin actividad en los puertos de Barcelona y Tarragona, más en el primero de ellos, obliga a las navieras a buscar alternativas portuarias para poder mover sus mercancías.

En el puerto de Barcelona, por ejemplo, se mueven diariamente una media de 6.000 contenedores. Fuentes del sector explican a OKDIARIO que la inactividad de los estibadores supone un sobrecoste de 200 euros por contenedor, si tomamos que los servicios mínimos se están cumpliendo al 50% (podría ser menos, según las mismas fuentes) y se mueven solo la mitad de los contenedores, esta jornada le estaría creando un agujero a las empresas navieras de 600.000 euros.

En el caso de puerto de Tarragona el impacto en el transporte de contenedores ha sido mucho menor, ya que está especializado en el transporte de productos químicos, petroquímicos y agroalimentarios. En este puerto catalán se mueven 24.300 unidades al año, una media diaria de menos de 100 contenedores, por lo que el sobrecoste diario para las navieras sería de casi 15.000 euros.

La huelga general ha sido convocada tras la celebración del referéndum ilegal en Cataluña el pasado domingo y durará hasta el próximo 7 de octubre. Cinco días de paros generales de los dos puertos catalanes que, a tenor de las cifras citadas anteriormente, tendrán un impacto económico en las navieras de alrededor de 3 millones de euros de incrementos extra, sobre todo si las compañías tienen que buscar nuevos puertos a los que recurrir para mover sus mercancías.

Además, no sólo las grandes navieras que operan en Cataluña se verán afectadas por la huelga de estibadores, también los intermediarios pagarán las consecuencias de esta deriva secesionista porque se incrementarán sus tarifas.

La huelga en el sector del transporte en Cataluña con motivo de las movilizaciones independentistas, según el Ministerio de Fomento, ha sido seguida por el 8,8%, aunque confirma que ha habido “numerosos actos vandálicos” tanto en las carreteras, como en puertos catalanes.

Por su parte, el puerto de Tarragona ha señalado que la actividad portuaria vinculada a la estiba se ha registrado un paro total. Y añade: «Han quedado garantizados los servicios mínimos establecidos para las actividades de pasajeros, así como para el manejo de mercancías peligrosas y productos perecederos».

La estiba ha sido el dolor de cabeza del Gobierno en 2017

El sector de la estiba ha sido uno de los principales dolores de cabeza del Gobierno durante este 2017 a raíz de la liberalización del sector impuesto por la Comisión Europea. Tras meses de negociaciones, el sindicato de estibadores y la patronal Anesco pusieron fin al conflicto llegando a un acuerdo sobre las líneas básicas del convenio.

El pacto, que dejó a la patronal en una frágil situación, recogía la subrogación de los estibadores portuarios actuales. De esta manera, se puso punto y final a una guerra de alrededor de cinco meses y el Gobierno esquivó la multa de Bruselas. Sin embargo, a pesar del acuerdo, las pérdidas económicas ascendían a más de 150 millones de euros y el desvío de tráfico a otros puertos extranjeros como Marsella o Tánger.

Lo último en Economía

Últimas noticias