La gráfica de Deutsche Bank es similar a la que dibujaba Lehman Brothers antes de la quiebra

Lehman
Logotipo de Lehman Brothers en una casa de subastas. (Foto: GETTY)

Las comparaciones son odiosas, y cuando se hacen con entidades financieras, además de odiosas, pueden ser peligrosas. Desde OKDIARIO no vamos a explicar por qué Deutsche Bank es el nuevo Lehman Brothers, simplemente queremos ver todas las similitudes entre un banco y otro, y advertir de los riesgos que ello conlleva.

Deutsche Bank, recién suspendida en los test de estrés de la Fed, lleva una caída en Bolsa próxima al 45% en el primer semestre del año. Lehman Brothers, en 2008 –el fatídico año de su quiebra- llevaba a estas alturas un descenso en Bolsa de 77%: la acción había pasado de valer 62,19 dólares el dos de enero de 2008, a sólo 20,96 dólares cumplido el primer semestre, el 1 de julio del mismo año.

Caídas similares en ambos casos, que invitan a pensar que podrían tener un mismo recorrido. Y eso que todavía no hemos comparado las gráficas. Comparando sendos dibujos, se puede ver, en primer lugar, cuánto afectó a la cotización del banco alemán la caída del gigante norteamericano, en 2008. A partir de ahí, sobre todo a partir de 2016, se pueden ver las similitudes en las bruscas caídas entre uno y otro banco.

Gráfica de Lehman Brothers
Gráfica de Lehman Brothers

Gráfica de Deutsche Bank
Gráfica de Deutsche Bank

Fuerte exposición a derivados

Fuentes del mercado, además, señalan que hay algunos aspectos muy preocupantes y coincidentes entre el banco norteamericano y el alemán. La primera señal de alarma sobre Deutsche Bank saltó hace algo más de tres años, cuando se conoció la elevadísima exposición que tenían a derivados financieros: 75 billones de dólares. Para que se hagan una idea, es una cifra que supera las 20 veces el PIB alemán y cinco veces el de la zona euro.

El mercado, además, tiene serias dudas sobre la capacidad de Deutsche Bank de cumplir con sus obligaciones debido a su deuda de mayor riesgo. Sus CDS han pasado de 100 a 250 dólares en apenas un año. Los CDS son los seguros frente a impago y, si han subido de 100 a 250 dólares, significa que la probabilidad de impago ha subido un 150%. Mientras que sus títulos en Bolsa siguen al borde de los mínimos históricos.

Sede de Deutsche Bank

“El caso de Deutsche Bank es peor que el de Lehman Brothers, porque Lehman representaba cerca de un 3% del PIB americano, mientras que Deutsche Bank es el 100% del PIB alemán. El Estado alemán no puede tragarse a Deutsche Bank”, advierten fuentes del sector.

La exposición a derivados es muy complicada de calificar

Las mismas fuentes advierten de que “la cifra que dan de que Deutsche Bank tiene una posición nocional de derivados muy alta no es la relevante, porque hay que mirar si esas posiciones están macheadas o no. El tema es ver cuánto riesgo en derivados tienen abierto, y ver si ese riesgo lo pueden soportar. Tienen que ver si en un escenario de estrés le comen el capital o no”.

Y es que, en opinión de estas fuentes, “el supervisor debería entrar en esa cartera de derivados y valorar bien los riesgos. Lo que hacía Basilea II es permitir a la propia banca que hiciera su plan de valoración de riesgos y yo creo que eso se tiene que acabar. Alguien debería entrar ahí y ver las carteras de opciones para ver qué tienen ahí metido realmente”.

Alberto Iturralde, analista independiente, explica que “la situación de Lehman Brothers y de Deutsche Bank tienen similitud. Son dos bancos súper bajistas, y desde dentro ya saben lo que va a pasar. En Lehman Brothers lógicamente sabían el problema que tenían en la compañía, y no lo contaron para poder vender ellos antes de que lo hagan los pequeños inversores. En Deutsche sucede lo mismo, los directivos conocen de sobra las cuentas de la compañía, que no dice nunca de forma real a los inversores para poder ellos vender antes de tiempo”.

Lo último en Economía

Últimas noticias