OKDIARIO YA ADELANTÓ QUE ISOLUX SE PREPARABA PARA SER VENDIDA

El fondo chino HNA quiere comprar Isolux tras el fiasco de NH hoteles

Isolux
Sede de Isolux Corsán (Foto: ISOLUX CORSÁN).

Según ha podido confirmar OKDIARIO, el gigante chino HNA prepara cerca de 1.000 millones de euros para comprar Isolux. La compañía asiática, de este modo, se lanzaría a por la española una vez culmine el proceso de reestructuración mediante el cual la banca será el socio de control de la firma, con CaixaBank a la cabeza.

Así, el holding chino, propietario de casi el 30% del capital de NH, se lanza de este modo a por otra compañía tras el fiasco de la hotelera que, recuerden, expulsó del consejo de administración a HNA.

Los sindicatos constituyeron a finales de septiembre la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la compañía de ingeniería Isolux presentó para 535 trabajadores, es decir, para más de un tercio del total de la plantilla, de 1.300 personas.

La medida, además, se produjo después de que la compañía cerrara con bancos acreedores y bonistas el acuerdo de reestructuración de unos 2.000 millones de deuda y de que Nemesio Fernández-Cuesta tomase las riendas de Isolux.

En esta nueva etapa Isolux Corsán también se puso a trabajar en la elaboración de un plan estratégico con horizonte 2020, que tendrá el foco puesto en la generación de caja, el aumento de la cartera y la reducción de los costes de estructura.

Plan de venta

El plan estratégico, sin embargo, parece estar diseñado para la venta del grupo, tal y como confirmaron trabajadores e incluso directivos de Isolux a OKDIARIO. Y es que, con este tercer despido colectivo que afecta al grupo, la plantilla ha terminado estallando. “La realidad se ha ido viendo”, explica un directivo de la compañía que prefiere mantener su anonimato, “todo son mega-proyectos con mega-pérdidas, no acabados, rescindidos por dudosas prácticas de nuestros directivos en ciertos países, etc.”.

Las mismas fuentes señalan que en el verano de 2012, cuando se produjo el primer ERE, la plantilla entendió la necesidad de reestructurar la empresa para alcanzar mayores beneficios y competitividad. Sin embargo, a partir de diciembre de 2012 comenzaron las primeras “tensiones” de tesorería, con lo que se comenzaron a dar los primeros retrasos en los pagos a proveedores. “Retrasos que desde entonces no hicieron otra cosa que ir creciendo y agravándose cada vez más”, señalan fuentes de la compañía.

El segundo ERE se produce un año más tarde, en verano de 2013. En esta ocasión, Isolux alega el mismo motivo: reestructurar la empresa para ser mejores. En esa etapa, son varios los trabajadores que cuentan que tenían ya entonces “una colección de organigramas que iban cambiando cada tres meses, con nombramientos y más nombramientos de directores para puestos de dudosa necesidad, y despidos o salidas de otros directores con indemnizaciones millonarias”.

Ahora, una vez terminado el ‘saneamiento’, HNA ha visto una oportunidad perfecta para seguir metiendo mano al entramado empresarial español. De este modo, tras la mala experiencia de los chinos en la hotelera NH, probarán suerte de nuevo, pero con Isolux.

Lo último en Economía

Últimas noticias