¡Europa está en peligro!: ¿Dónde invertimos?

donde invertir
Ibex 35 (Foto: Efe)

"Al final de tu vida sólo importan tres cosas: lo mucho que amaste, lo bondadoso que fuiste y la facilidad con que dejaste ir lo que no era para ti".

Nuestro mundo se encuentra inmerso en una compleja encrucijada: en la que los populismos extremistas se imponen en las principales élites globales, marcando a través del voto un liderazgo peligroso, que deambula del populismo social al autoritario.

El descontento social suele ser el origen del cambio democrático y como sabemos; las decisiones viscerales son impulsivas y en su mayoría perjudiciales, ¡lo que no suele ser nada positivo! Como les comentaba semanas atrás en ésta, mi tribuna de opinión, con mi artículo ¡La democracia está sobrevalorada!, el Brexit, como consecuencia de una Europa excesivamente divergente y burocrática, ha apartado a Reino Unido de la Unión Económica Europea.

Por otro lado, el proteccionismo y los aranceles han incrementado las dudas y las tensiones entre China y Estados Unidos (EEUU).  También el alzamiento de las sensibilidades nacionales en las diferentes regiones de Europa y el desafío de Grecia antes e Italia ahora, le provocan a la Unión Europea (UE) una situación geopolítica ¡muy complicada!

Cierto es, que en estos entornos de pesimismo, las Bolsas suelen descontar escenarios muy negativos, pero el dichoso populismo ha infectado de dudas nuestra recuperación económica y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ¡por vez primera! ha mostrado las cartas de una desaceleración global, provocada por decisiones políticas que como les decía y vengo criticando, son viscerales y a la vez, ¡muy irresponsables!

Los mercados europeos han roto técnicamente soportes clave: el DAX 30 y el Eurostoxx 50 han confirmado la pérdida de soportes del MIB 40 italiano y de nuestro IBEX 35, marcando como tal un mercado bajista confirmado, si atendemos al criterio definido en la teoría de Charles Dow. En este sentido, repito, puedo afirmar que en Europa cotizamos; ¡en un mercado bajista!

El desafío de los italianos es la gota que colma el vaso de los despropósitos. Italia espera que en mayo se produzca un definitivo cambio en las élites políticas europeas, que permita dejar atrás años de austeridad, para consentir una economía intervenida y que faculte incrementar el gasto público a cambio de incrementar también la deuda. ¿Podrá sobrevivir Italia sin el consentimiento del mercado? ¡Piénsenlo!

Pues si con todo ello no tuviéramos suficiente, aquí la situación cada día roza más lo esperpéntico. Este gobierno “calimocho” nos presenta unos presupuestos que créanme; ¡van a llevar a España de facto a la recesión! Paradójico que Echenique, cuestione en redes sociales que el intervencionismo no gusta al mercado; cuando los presupuestos expansivos del PSOE exigen si o si; o ir al mercado o ahogar a los empresarios. Le diría al Sr. Echenique, que la manera de hacer menos pobres a los que él denomina pobres, ¡es facilitándoles una buena educación y proponiéndoles buenos empleos!

Y claro, para lograr esto, es estrictamente necesario ¡NO hogar a los emprendedores! Si no, España evidentemente morirá de deuda, de déficit y de iniciativa señores. Una economía que fomenta la holgazanería no es lo que ha abanderado a España a lo largo de su historia. ¿Qué propongo? Bien, este país tiene que bajar los impuestos a los empresarios para que los mercados crean en la recuperación nuevamente y por ende, que podamos financiarnos a precios competitivos.

Por otro lado, también deberíamos compensar la bajada de impuestos, con la privatización de activos inservibles o empresas en pérdidas. Con ello, lograremos una mejora de los servicios públicos y por supuesto, un saneamiento de las cuentas públicas. ¿Y los resultados? Pues pasado un tiempo, dicha bajada de impuestos dejará en manos de “nuestra gente” la recuperación económica.

Sin embargo, lo que hará la subida de impuestos, es contentar a “esa gente” en el corto plazo, para hundir la economía en una depresión, difícil de desencajar a largo plazo. Y si no; ¡qué le pregunten a los griegos!

Ante este tsunami de incertidumbre, operativamente sigo recomendando cautela en el corto plazo y sobreponderar la liquidez, dentro de nuestras carteras. La pérdida del soporte 9.150 en el IBEX 35, abre las puertas de los 8.500 puntos. A priori, este nivel es suficientemente fuerte, como para pensar que en caso de llegar ahí, podríamos ver un rebote relevante.

Pero oigan, ¡ciertamente quién sabe! Mientras Italia no dé un paso atrás y en España se imponga la cordura, los riesgos de nuevas caídas siguen vigentes. Por lo que tras perder soportes, cualquier rebote queda en rebote y la alternativa de buscar posiciones cortas, tanto en el DAX 30 como en el IBEX 35, son una posibilidad que se abre a mi paso, principalmente sobre las eléctricas, por cierto muy preocupadas por la sombra de Podemos.

Este es ni más ni menos que el pensar general del mercado señores, que alejado del discurso vacío y sin sentido alguno de la oscura influencia de Podemos, sobre este gobierno “calimocho”, ¡ha decidido que YA es suficiente! Y si algo tiene el mercado, a pesar de Podemos, es que es maravillosamente libre y como tal, ¡tiene capacidad de elegir! elegir entornos en los que procrear y entornos en los que darse por vencido. Y ya se sabe, que al igual que el dinero trae dinero, la huida del mismo; conlleva miseria y populismo. Espero que una vez más, sepamos imponer la cordura y el sentido común, dejando ir aquello ¡que NO es para nosotros!

Gisela Turazzini
CEO, Blackbird

Lo último en Economía