Factura de la luz de la hostelería

La escalada del precio de la luz golpea a bares y restaurantes: su factura aumentará hasta en un 40%

hostelería covid
Bares y restaurantes.

El precio de la luz permanece imparable y volverá a registrar este miércoles un nuevo récord histórico en 132,47 euros por megavatio/hora. Esta subida del precio de la luz afecta directamente a los bares y restaurantes españoles que se enfrentarán a un alza en sus facturas de la luz de entre un 30% y un 40%, de acuerdo a los datos facilitados por Hostelería de España a OKDIARIO. De este modo, la pasividad del Gobierno y la falta de medidas supondrán un duro golpe para la hostelería.

Hay que tener en cuenta que la rebaja del IVA de la luz del 21% al 10% hasta finales de este año depende de la potencia contratada por cada usuario, y en el caso de bares y restaurantes esta se encuentra por encima de la media. Así, la mayor parte del sector hostelero no se verá beneficiado por esta medida, mientras el Ejecutivo sigue sin poner nuevas soluciones sobre la mesa para afrontar esta situación.

«Los establecimientos hosteleros, independientemente de sus horarios de apertura, deben mantener en perfecto funcionamiento diferentes cámaras frigoríficas. La subida del precio de la luz es un punto más de preocupación para los bares y restaurantes para hacer frente a la salida de la crisis. El incremento de los gastos pone a muchos negocios, que atraviesan una situación dramática, al borde de la ruina. Uno de los principales problemas que tienen los hosteleros con la subida es que es un gasto básico que no se puede eliminar», explican desde Hostelería de España.

«Es decir, si en una comunidad limitan los horarios de apertura de bares y restaurantes, o incluso les obligan a permanecer cerrados, el coste mayoritario de la factura de la luz siempre va a estar presente a final de mes, porque las bebidas, u otros productos, deben conservarse. Es un gasto que no se puede esquivar. De igual forma, los bares y restaurantes deberán hacer frente al incremento, por ejemplo, en calefacción, en iluminación y por el uso de placas de inducción. Una subida del 30%-40% generará problemas en cualquier tipo de negocio hostelero afectado ya por la pandemia», añaden desde la patronal del sector.

Este contexto de subidas en el ‘pool’ eléctrico está marcado por el incremento en los precios de los derechos de CO2 y del gas, a los que se ha unido el incremento de la demanda por las altas temperaturas y una menor contribución de las renovables, especialmente la eólica por la ausencia de viento. De hecho, la factura de la luz de un usuario medio en agosto será «la más cara de la historia», de acuerdo con los datos de OMIE.

En concreto, el pasado mes de julio ya fue el más caro de la historia, con un precio medio de 92,4 euros. Sin embargo, agosto pulverizó ese récord, con 106 euros, y septiembre ya comienza con el precio más alto visto hasta ahora. El de este miércoles será un 1,5% superior al del martes, un 13,5% más respecto al miércoles pasado y hasta un 188% más en comparación con el 1 de septiembre de hace un año, es decir, casi el triple en apenas 12 meses.

Otros sectores afectados

Otro de los sectores más afectados por este alza en el precio es de los autónomos, ya que de acuerdo con los datos de la Asociación de Autónomos (ATA), «la rebaja propuesta por el Ejecutivo deja fuera al 90% de los autónomos con un local comercial».

«El precio de la electricidad, y de otras energía, no nos olvidemos del precio al que está el carburante es un verdadero problema. La actividad parece que ha disfrutado de un pequeño rebrote pero hay que ser muy cautelosos porque no sabemos lo que va a durar. Y lo poco que se está ganando se está pagando en luz y otros gastos. El Estado es el único que está ganando con el incremento del precio de la luz con estas subidas que parecen no tener límite», defiende Lorenzo Amor, el presidente de ATA.

«No sabemos si creen que las lavanderías pueden poner las lavadoras a partir de las 10 de la noche… o las heladerías no tener las cámaras en marcha. Actualmente, encender el aire acondicionado, cuesta el doble que el año pasado. Para un autónomo, la factura de la luz va a suponer pagar dos cuotas de autónomos más al año, unos 300 euros más por dos meses», añade Amor.

Lo último en Economía

Últimas noticias