Economía

Las empresas del ocio nocturno montan una ‘rave’ en Plaza Cataluña en protesta por las restricciones

El sector del ocio nocturno catalán ha montado este sábado una 'rave' en protesta porque el gobierno regional de la Generalitat de Cataluña, y ha convertido la Plaza Cataluña de Barcelona en una improvisada discoteca al aire libre.

El sector del ocio nocturno catalán ha montado este sábado una ‘rave’ en protesta porque el gobierno regional de la Generalitat de Cataluña, y ha convertido la Plaza Cataluña de Barcelona en una improvisada discoteca al aire libre.

La Generalitat de Cataluña permite desde este lunes reabrir parte de los establecimientos culturales tal y como son teatros o cines, que han permanecido cerrados durante el último mes. También se permite reabrir a las salas de conciertos pero no a las discotecas y clubs.


Los locales nocturnos, dado que no tienen permiso para volver a abrir, se sienten discriminados, y para mostrar su queja han organizado un gran acto de protesta festivo en la plaza Cataluña de Barcelona, organizando un escenario como si de un festival al aire libre se tratara.

Bailes de ciudadanos

Discotecas y bares musicales, principalmente, han convertido la plaza en una improvisada sala de fiestas al aire libre, con un escenario y altavoces que han posibilitado que muchos ciudadanos hayan podido bailar y disfrutar de la música.

Según los promotores de esta protesta, sus locales son «seguros» y están en condiciones de garantizar las mismas medidas de seguridad que el resto de establecimientos culturales, además de los bares y restaurantes.

A fin de demostrar simbólicamente su disposición a garantizar las medidas de seguridad, los organizadores del acto reivindicativo han tomado la temperatura a los asistentes y han repartido gel hidroalcóholico, informa Efe.

Demandas contra Sanidad

Los problemas entre los empresarios del ocio nocturno y las distintas administraciones se están acrecentando. La Federación Nacional de la Patronal del Ocio Nocturno ha presentado una demanda por la via contencioso administrativa contra el Ministerio de Sanidad -cartera de Salvador Illa- por el anuncio que culpaba al sector de la propagación de la crisis del coronavirus y el ascenso imparable de los casos positivos en el mes de septiembre, a pesar de cumplir con las medidas de seguridad.

OKDIARIO ha tenido acceso a la demanda presentada el pasado 16 de octubre ante la sección octava la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional de Madrid, la cual ha admitido a tramite el expediente administrativo presentada por la Federación Nacional de la Patronal del Ocio Nocturno, otorgando al Ministerio de Sanidad un plazo legal de 20 días para contestar a la demanda.

«Los motivos de la presentación de la demanda se deben a la utilización por parte del Ministerio de Sanidad de unas imágenes y videos donde se observan locales de ocio nocturno, acompañadas de pacientes afectados por covid-19, criminalizando y estigmatizando a las discotecas, salas de baile y bares de copas», explica el Vicepresidente Federación Nacional de Ocio Nocturno, Tito Pajares.

Pajares destaca que «esta campaña publicitaria perjudica gravemente el sector del ocio nocturno, máxime cuando el lanzamiento de la campaña del Ministerio de Sanidad coincidía con un periodo de tiempo en que las discotecas, salas de baile y bares de copas se encontraban cerrados al público por una orden del ministro Salvador Illa».

«La campaña de Sanidad asoció directamente la asistencia a un local de ocio nocturno con la consecuencia de una enfermedad o incluso la muerte del asistente a estos locales», explica Pajares. Ante este escenario, critica la persecución a un sector que aporta un 1,8% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional y emplea a más de 270.000 personas.

Sólo se salvarán el 20% de los negocios

Ante este escenario, Pajares explica que sólo el 20% de los negocios sobrevivirán a las restricciones del Ministerio de Sanidad: «Más del 80% de las discotecas, bares de copas y salas de baile acudirán a un concurso de acreedores voluntario en los próximos meses con el objetivo de cambiar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por expedientes de regulación de empleo (ERE), si el Ejecutivo de Pedro Sánchez no lanza un plan de rescate para salvar al sector de la quiebra».

El sector pide a Sánchez un plan específico para evitar una sangría en el ocio nocturno: «Las discotecas y salas de música no pueden seguir pagando el alquiler cuando el 60% de las empresas del mundo de la noche llevan más de ocho meses con la persiana bajada», y explican que «los que han colgado el cartel de abierto en la puerta de sus negocios lo han hecho en condiciones muy malas y con limitaciones de aforo».

«Las discotecas, bares de copas y salas de baile necesitan ayudas para el pago de los alquileres, ya que el 90% de las salas explotan sus locales en este tipo de régimen y pagan hasta 90.000 euros al mes», explica Pajares, que califica la situación de los locales del mundo de la noche como «insostenible por las restricciones que ha lanzado el Ejecutivo de Pedro Sánchez sin ayudas para el sector».

Lo último en Economía

Últimas noticias