Hurrynow, la ‘startup’ que permite a los comercios locales competir con gigantes como Amazon

Hurrynow
Página web de Hurrynow
Comentar

No han cumplido ni un año en el mercado, pero pretenden ser los primeros en llegar a todos los hogares españoles. Y nunca mejor dicho: HurryNow, con sede en Barcelona, ha nacido para que los clientes no desesperen cuando realizan un pedido y las empresas no se lleven las manos a la cabeza ante las críticas por la demora en las entregas.

Esta startup española ofrece un servicio de entrega inmediata de pedidos tanto de tiendas físicas como de tiendas online. En menos de dos horas está en la puerta de tu casa. “Nuestro servicio está disponible para tiendas convencionales que quieren empezar a vender en Internet pero no desean complicarse la vida montando un almacén, contratando personal para preparar los pedidos, firmando contratos con empresas de mensajería, etc.”, cuenta a OKDIARIO uno de los fundadores, Javier Rubio.

En un escenario en el que el comercio electrónico va cogiendo más peso, quieren dar alas a las tiendas de toda la vida. “Con Hurrynow pueden beneficiarse del comercio electrónico y llegar a clientes de toda la ciudad. En este sentido, pueden competir con Amazon y otros gigantes en igualdad de condiciones en lo que respecta a la rapidez de entrega”, subraya Rubio. E incluso podrían llegar más rápido gracias a la ubicación de las tiendas: estar en el corazón de la ciudad es una gran ventaja para la logística.

Ni 24 ni 48 horas: menos de dos

El tiempo de entrega fue la semilla que originó Hurrynow. Comprar en Internet tiene sus desventajas: además de no tocar el producto, hay que esperar su llegada, normalmente un día o dos. Fue ahí donde Ignacio y Javier, fundadores de la empresa, vieron una oportunidad. “Por nuestro conocimiento del sector del transporte y la tecnología sabíamos que existen maneras de acortar estos plazos. Este servicio permite a los clientes recibir el envío en menos de dos horas, cómodamente en su casa, en el trabajo o donde más les convenga”, afirma Javier.

Ya han confiado en ellos varias tiendas online de Madrid y Barcelona. Y los sectores en los que se enmarcan las empresas a las que ofrecen sus servicios son de lo más variopinto: desde juguetes hasta cápsulas de café pasando por drones y móviles. Aunque de momento, todas comparten algo en común: “son e-commerce pequeños o medianos que buscan diferenciarse con una entrega más rápida”.

Su plan a corto plazo: llegar a Bilbao y Málaga. Próximamente, su objetivo es estar presente en todas las ciudades españolas y no se cierran puertas a una expansión internacional, pero primero quieren conquistar España.

Tu pedido en un mapa

Este servicio de entrega inmediata aparece como una opción más que el cliente puede elegir en las tiendas online una vez integrado, “con solo unos clics”. Y no tiene por qué ser en toda la gama de productos, “la tienda también puede escoger en qué productos o zonas quiere ofrecer esta opción de entrega”.

A partir de aquí, el funcionamiento es sencillo: el cliente compra, elige la opción de entrega en 2 horas, la tienda o el almacén recibe el pedido y prepara el paquete para dárselo por último a un mensajero, que llevará el producto a donde quiera.

“Todo esto se gestiona mediante una plataforma en la nube que hemos desarrollado internamente. Cuando un cliente hace un pedido y elige nuestro servicio, busca automáticamente el mensajero disponible más cercano y le avisa para que vaya a recoger el paquete”, apunta Rubio.

Aunque sean dos horas, se puede ver el estado del reparto a tiempo real en un mapa. “Esto convierte una espera incierta en una experiencia de compra emocionante y divertida”, dice Rubio.

Tan emocionante como imaginar que no habrá que esperar días para disfrutar de lo que se compra por Internet, porque ahora puede llegar en menos de dos horas.

Últimas noticias