Mercado laboral

El empleo pinchará en 2024: las ofertas ya caen un 12% y el paro aumenta en industria y construcción

paro eurozona
Tasa de paro en la eurozona.
Nayara Mateo
  • Nayara Mateo
  • Redactora de economía, especializada en el sector inmobiliario, turismo, consumo y distribución. Antes en Expansión, Efe y Brainsre.news.

En 2024 se espera una ralentización de la economía, que impactará de forma negativa en el mercado laboral. En concreto, se prevé una caída de casi un punto en la creación de empleo, del 2,9% actual hasta el 2%, según datos de Randstad Research. Esto ya se constata en el número de ofertas de empleo, que han descendido un 12%  en diciembre respecto al mismo mes del año anterior.

El paro se redujo en diciembre un 1% en comparación con el mes anterior, hasta los 2.707.456 desempleados, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Sin embargo, este descenso es la mitad que el registrado en diciembre de 2022 y el menor en este mes desde 2020, en plena pandemia, cuando subió en 36.000 personas.

Así, el año ha cerrado con 20,83 millones de trabajadores en alta. No obstante, los dos sectores que más han incidido en el buen comportamiento del empleo en 2023 han sido la educación y la sanidad, que están formados  principalmente por puestos públicos y que aglutinan un 41% de todos los nuevos puestos.

Por el contrario, la construcción ha sido la actividad económica donde más ha aumentado el desempleo en diciembre, tras registrar 5.285 parados más, lo que supone un alza del 2,53% en tasa mensual. Le siguió la industria, que sumó 1.481 desempleados más que el mes anterior.

Los datos del Ministerio de Trabajo ponen de manifiesto que la creación de empleo ha sufrido una ralentización en la segunda mitad de 2023, debido al estancamiento del PIB de la eurozona y la moderación en España. Todo esto hace prever que la creación de empleo seguirá en 2024 la tendencia iniciada en los seis últimos meses de 2023.

Así, se espera una ralentización en la creación de empleo y en la disminución del paro en los próximos meses. Según Randstad esto será consecuencia de unos niveles de creación de ocupación y caída del paro registrados en los últimos meses que hacen a la firma creer que «no son sostenibles en el tiempo»

A esto se suma que las previsiones del crecimiento de la economía para 2024 no son muy halagüeñas. La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) recortó en octubre su previsión de crecimiento de la economía española en el año 2024 al 1,5%, una décima menos que en su proyección anterior. Este descenso se debe al deterioro de la coyuntura internacional que está dificultando la moderación de los precios y está agravando la desaceleración del PIB, especialmente en Europa.

Prestación de desempleo

Por otro lado, sobre los datos de desempleo destaca que aunque se ha reducido el número de parados ha aumentado la cantidad de beneficiarios de la prestación de desempleo. En concreto, el paro descendió en 130.197 personas en 2023 mientras que los españoles que cobran la ayuda aumentaron en 24.325 en comparación al año anterior, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo.

Uno de los motivos de esta disparidad existente entre el descenso de la contratación, los beneficiarios de la prestación y el número de parados es la cantidad de fijos-discontinuos que cobran la ayuda. Estas personas no computan como desempleados aunque no estén trabajando.

Alarmas de recesión

La actividad del sector privado de la zona euro mantuvo en diciembre el ritmo de deterioro del mes anterior, ampliando la contracción a siete meses consecutivos, según refleja el índice compuesto de gerentes de compra (PMI), que repitió en el último mes de 2023 la lectura de 47,6 puntos de noviembre, anticipando el riesgo de entrada en recesión de la eurozona.

«El índice PMI compuesto, un indicador confiable del comportamiento económico en general, está tocando la alarma de recesión para la zona euro», ha advertido Cyrus de la Rubia, economista jefe de Hamburg Commercial Bank, cuyo modelo de estimación en tiempo real del PIB pronostica la contracción de la zona euro en el cuarto trimestre, la segunda consecutiva.

Este deterioro de la actividad general reflejó la contracción del sector servicios, cuyo PMI en diciembre se situó en 48,8 puntos desde los 48,7 del mes anterior, así como del PMI manufacturero, con una lectura de 44,4 puntos, frente a los 44,2 de noviembre.

En este sentido, la encuesta PMI de diciembre indicó que los niveles de actividad se vieron restringidos a finales de año debido a un nuevo debilitamiento de las condiciones de la demanda, incluyendo una bajada pronunciada de los nuevos pedidos de exportación.

Lo último en Economía

Últimas noticias