Hacienda

Deja de hacer esto cuando ingreses dinero: Hacienda te va a poner una multa de 150.000 euros

Hacienda
Billetes y monedas de euro.
Janire Manzanas
  • Janire Manzanas
  • Graduada en Marketing y experta en Marketing Digital. Redactora en OK Diario. Experta en curiosidades, mascotas, consumo y Lotería de Navidad.

La Agencia Tributaria tiene como responsabilidad principal la reducción del fraude. Por este motivo, Hacienda tiene la capacidad de supervisar las cuentas de todos los contribuyentes siguiendo estrictos procedimientos legales establecidos. En primer lugar, conforme a la normativa de protección de datos, Hacienda no puede requerir de manera arbitraria los datos bancarios de los contribuyentes, ya que estos son considerados información personal y deben tratarse conforme a las leyes correspondientes.

Sin embargo, puede solicitar información directamente al contribuyente mediante cartas y citaciones, con el fin de obtener detalles sobre sus cuentas bancarias y movimientos financieros. Asimismo, cuando existen sospechas de ocultación de información fiscal, Hacienda tiene la facultad de realizar inspecciones tributarias, las cuales pueden incluir la revisión de cuentas bancarias, siempre dentro de los límites legales establecidos.

Con base en estas disposiciones, la Agencia Tributaria presta especial atención a las transacciones financieras o ingresos que involucran grandes sumas de dinero. En virtud del artículo 93 de la Ley General Tributaria, los bancos tienen la obligación de proporcionar la información relevante que Hacienda requiera para el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

Las operaciones que vigila Hacienda

No existe un límite estricto para depositar dinero en una cuenta bancaria, pero la Agencia Tributaria puede establecer mecanismos de control cuando se realizan ingresos sin justificación a partir de cierto umbral, que en este caso es de 3.000 euros. Esta medida busca principalmente prevenir delitos como el blanqueo de dinero, por lo que Hacienda puede requerir pruebas que respalden el origen de esos fondos, y los bancos están obligados a informar sobre pagos y cobros que superen dicho límite.

Transferencias bancarias

Hacienda no impone restricciones específicas a las transferencias bancarias, permitiendo a los usuarios enviar cualquier cantidad a través de este método. Sin embargo, las entidades financieras deben informar a la Agencia Tributaria sobre operaciones bancarias que superen los 10.000 euros.

La Ley General Tributaria establece que las entidades están «obligadas a proporcionar a la Administración tributaria toda clase de datos, informes, antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas, profesionales o financieras con otras personas» si la Agencia Tributaria lo requiere.

Cabe destacar que no se imponen multas por estas transacciones, sino simplemente Hacienda recibirá la información y podría investigar si considera que el movimiento es sospechoso.

Asimismo, existen una serie movimientos financieros que sí requieren declaración ante Hacienda. Estos incluyen enviar o recibir pagos desde fuera de España por más de 10.000 euros, así como llevar consigo 10.000 euros o más al entrar o salir del país. Además, también se deben declarar movimientos bancarios dentro de España superiores a 100.000 euros, así como transacciones en efectivo por valor de 100.000 euros o más.

En estos casos específicos, se debe presentar el Modelo S1 ante la Agencia Tributaria para informar sobre la operación y proporcionar los detalles de los involucrados en la transacción.

Bizum

El límite para enviar dinero a través de la aplicación Bizum sin necesidad de incluirlo en la declaración de la Renta es de hasta 10.000 euros. Cualquier cantidad que supere este límite debe ser declarada obligatoriamente. En tales casos, la persona que realiza el envío está obligada a notificarlo a la Agencia Tributaria.

Hacienda puede hacer un seguimiento de los movimientos en cuentas bancarias, independientemente del método utilizado para transferir el dinero. Esto aplica en situaciones como las siguientes:

  • En el caso de autónomos que utilizan Bizum para recibir pagos de sus clientes. Todos los ingresos obtenidos de esta manera, así como los provenientes de transferencias, cheques o efectivo, deben ser declarados en el IRPF como parte de los ingresos derivados de su actividad económica.
  • Cuando un propietario de un inmueble recibe el pago mensual del alquiler por Bizum. En esta situación, similar a recibir el ingreso a través de una transferencia bancaria convencional, el arrendador debe incluir esos pagos como ingresos provenientes de rendimientos de capital inmobiliario en su declaración de la Renta.

Sanciones

En cuanto a las sanciones, si alguien no declara correctamente el origen del dinero al realizar un depósito en ventanilla bancaria, Hacienda puede imponer una multa de hasta 2.500 euros.

Sin embargo, si se realiza una transferencia de más de 10.000 euros sin comunicarlo a Hacienda y no se puede demostrar la legitimidad de los fondos, las sanciones pueden ser mucho más severas, oscilando entre los 60.000 y los 150.000 euros. Estas medidas tienen como objetivo garantizar el cumplimiento de las normativas contra el lavado de dinero y asegurar la transparencia en las transacciones financieras.

Dinero en efectivo

En relación al manejo de dinero en efectivo, también es importante tener en cuenta que existe un límite establecido en los 1.000 euros. Cuando los pagos en efectivo se sitúan entre esta cantidad y los 10.000 euros, la sanción mínima aplicable será del 25% del valor del pago, aunque se contempla la posibilidad de una reducción del 50% en la sanción en ciertos casos específicos.

Lo último en Economía

Últimas noticias