Las víctimas de la crisis del coronavirus

Un conductor de autocar desesperado: «Hemos comido del ICO pero sin trabajar no lo podremos devolver»

Dársenas llenas de autobuses y autocares vacíos de pasajeros. El primer confinamiento paralizó la actividad de las empresas de transporte discrecional de pasajeros dejando a muchos trabajadores españoles sin su principal sustento. Es el caso de Andrés Contreras, un conductor de autobuses valenciano, que se encuentra en una situación límite. Su realidad es la misma que la de muchos otros empleados, que han visto como pierden su puesto de trabajo o ven como peligra su negocio como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Su actividad -el transporte de personas en viajes del Imserso, excursiones escolares o eventos de empresas- no sólo se vio paralizada durante el confinamiento de la primera ola. Las restricciones del Gobierno de Pedro Sánchez para frenar el avance de la pandemia hacen que este empresario siga sin ver la luz del túnel después de más de medio año en una situación sin precedentes. Ni siquiera la crisis de 2008.

Ante esta dura realidad este conductor de autocar afirma en declaraciones a OKDIARIO: «No sabemos si para mayo, para junio o para el 2022 la gente va a poder salir y viajar: tanto la gente mayor como los niños y las empresas que realizan eventos, que son nuestra principal fuente de trabajo».

«Llega el trimestre, pagamos los seguros, pagamos los módulos y pagamos todo pero no recibimos ningún ingreso, están totalmente parados y así llevamos ya ocho meses»

De esta forma, mientras los ingresos de Andrés se han reducido en casi un 100%, los gastos no han parado de crecer. Además, afirma: «Parece ser que somos los olvidados porque nadie dice nada, nadie se preocupa de nosotros, que estamos pasándolo mal, sobre todo con la incertidumbre de que no sabemos lo que va a pasar. »

El empresario valenciano ha recibido algunas ayudas para poder sufragar su situación, además de la exención del pago de la cuota de autónomos durante este periodo. Sin embargo, estas ayudas que ofrecidas por el Gobierno no eran suficientes para afrontar el pago de los impuestos trimestrales, el módulo, así como los gastos de su actividad: mantenimiento de la empresa, materiales, página web, seguros del autocar, préstamos…

Andrés tuvo que recurrir, ante la crisis, a la línea de crédito ICO para poder hacer frente a estos pagos. Sin embargo, ante las restricciones de movilidad y de aforo, así como la falta de un plan gubernamental para este sector, la proyección de retomar su actividad se ve cada vez más lejos.

«Nos ofrecieron los créditos ICO, pero hay que devolverlos y los que recibimos esos préstamos al inicio de la pandemia hemos vivido y hemos comido de ellos pero cuando llegue el próximo mes de marzo como los vamos a devolver si nuestra facturación no se mueve.»

Y es que, a pesar de que los créditos ICO han servido para poder pagas sus gastos -tanto de la empresa como personales- ante una total falta de ingresos, las malas previsiones para su sector dificultan la devolución de los mismos que se inicia el próximo mes de marzo.

El sector exige ayudas

La Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus) ha pedido al Gobierno que amplíe un año el periodo de carencia y de cinco años la devolución de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Confebus ha exigido también que se amplíe la moratoria un mínimo de doce meses respecto a los contratos de leasing o renting, así como que se compensen los contratos de transporte escolar de centros públicos y de transporte de uso general. Además, la patronal prevé que esta crisis se prolongue más de lo esperado, por lo que, todas las medidas adoptadas hasta ahora resultan insuficientes para mantener la supervivencia de las empresas de transporte.

Asimismo, ha explicado que el autobús se encuentra en un momento de gran incertidumbre por la restricción de la movilidad, la principal medida adoptada por el Gobierno para evitar la propagación del virus, que afecta de forma directa al sector.

Ante esta situación, miles de conductores y empresarios relacionados con el sector del trasporte discrecional de pasajeros protestaron en pasado martes 27 de octubre frente al Ministerio de Transportes para reclamar al Gobierno una mayor implicación, tras el abandono que han sufrido desde el inicio de la pandemia.

En OKDIARIO queremos saber tu historia

Las pymes, autónomos y empresarios están sufriendo las consecuencias de una crisis inesperada -y muy profunda- que ha cambiado la vida de miles de españoles. Ellos son el motor de España. El problema de la pandemia no es sólo el confinamiento, los rebrotes o la enfermedad Covid-19, sino que miles de emprendedores y dueños de negocio han visto cómo desaparece de un plumazo la principal fuente de sus ingresos.

Muchos denuncian que las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de Pedro Sánchez no llegan o son insuficientes. Puede contarnos su situación en OKDIARIO. Queremos saber su historia: cuéntenosla en [email protected]

Lo último en Economía

Últimas noticias