HELENA RAKÒSNIK

Colau mantiene a la mujer de Artur Mas enchufada en el Metro con sueldo secreto

Helena Rakòsnik y Artur Mas.
Helena Rakòsnik y Artur Mas (Foto: GETTY).

Que la mujer del ex presidente catalán Artur Mas, Helena Rakòsnik, trabaja en Transports Metropolitans de Barcelona (TMB, el Metro) no es ningún secreto. Sin embargo, sí lo es su sueldo. Ni tan siquiera la oposición municipal ni los sindicatos del Comité de Empresa pueden acceder a ese dato, puesto que Ada Colau se niega a entregar la información de los contratados fuera de convenio, a pesar de que una sentencia firme le obliga a hacerlo.

Diversas fuentes municipales y sindicales han denunciado a OKDIARIO que Rakòsnik es una de las 350 personas, incluyendo cien directivos y diversos cargos de responsabilidad e intermedios, contratadas fuera de contrato por TMB. En concreto, según una de las fuentes, la esposa de Artur Mas ocupa nominalmente un puesto de secretaria de alta dirección.

Según las fuentes, en la época en la que Artur Mas era presidente de la Generalitat “no parecía estar muy a disgusto”. Citan el relato de algunos de sus compañeros, según los cuales se ausentaba del trabajo cuando quería y era habitual que no cumpliera con su horario laboral. Su salario era entonces un misterio para los sindicatos del Comité de Empresa, que legalmente tienen derecho a conocer cuánto ganan los diferentes empleados de la compañía, y Ada Colau no ha corregido la situación.

Como ya informó OKDIARIO existe una sentencia firme que obliga a TMB (controlada por el Ayuntamiento de Barcelona) a proporcionar al sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) la información sobre el salario de quienes están fuera de convenio, incluyendo Rakòsnik.

Ada Colau
Ada Colau (Foto: EFE).

La CGT presentó un conflicto colectivo ante la magistratura de lo laboral reclamando que se le informara, como sindicato presente en el Comité de Empresa, de los sueldos de las personas fuera de convenio y que estas pasaran a estar dentro de dicho convenio.

La Justicia dio, en primera instancia, la razón a la Confederación General del Trabajo, y en agosto del año pasado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña confirmó el fallo y condenó al Ayuntamiento. El Consistorio no recurrió, por lo que la sentencia es firme. Aun así, el equipo de Colau sigue sin acatarla y se está a la espera de una orden de ejecución de la misma.

Helena Rakòsnik comenzó a trabajar en TMB en 1985, tres años después de casarse con Artur Mas. El mismo año de su boda, 1982, el que después llegaría a presidir la Generalitat de Catalunya ingresó en Convergència Democrática de Catalunya y comenzó a colaborar con el Departamento de Comercio, Consumo y Turismo del Gobierno catalán. El entonces consejero del ramo, Francesc Sanuy, le nombraría  jefe del Servicio de Firas y Director General de Promoción Comercial en 1984.

Lo último en Economía