Fin a las negociaciones

Las claves de la ruptura de BBVA y Sabadell en Negocios TV

No habrá fusión entre BBVA y Banco Sabadell. Así lo han confirmado ambas entidades a primera hora de este viernes a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). En Negocios TV han analizado los motivos de la ruptura, su repercusión en Bolsa y el estado del sector financiero español con el analista económico José Carlos Díez, que no da la operación del todo por perdida.

¿Por qué BBVA y Sabadell han roto las negociaciones? La ruptura entre ambas entidades se debe a una falta de acuerdo sobre la ecuación de canje. «En la oferta y la demanda para que haya un equilibrio tiene que haber un precio en el que las dos partes estén de acuerdo y, por lo que han comunicado, hay diferencias en el precio, y por lo tanto, no hay equilibrio de mercado y la operación no sigue adelante», decía el analista a Negocios TV.

La entidad catalana explicaba en la información que ha remitido a la CNMV que el consejo de administración había decidido dar por finalizadas las conversaciones «al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades». Por su parte, el BBVA comunicaba al supervisor que «las conversaciones en relación con una potencial operación de fusión con el Banco de Sabadell han concluido sin que se haya llegado a un acuerdo».

El fin de las negociaciones entre BBVA y Sabadell ha tenido un impacto directo en la cotización de ambas entidades, pero de forma desigual. Los títulos de Banco Sabadell comenzaron la jornada del viernes con un desplome superior al 18%, hasta los 0,35 euros, y extendieron las caídas hasta la media sesión. Por su parte, los títulos del BBVA despertaron con una modera subida del 0,13%, pero las ganancias se ampliaron hasta los 2,35% en la media sesión, llegando a intercambiare cada título a 3,86 euros.

José Carlos Díez explicaba en Negocios TV el motivo del castigo bursátil de Sabadell: «El inversor está penalizando más al Sabadell que al BBVA ya que el banco catalán es el que está en una posición de mayor debilidad, con un mercado puramente doméstico y con una economía más afectada por la pandemia. En lo que va de año, las acciones de Sabadell se han hundido cerca de un 67%.

La entidad presidida por Josep Oliu ha expresado su voluntad de seguir su camino en solitario tras dar por terminadas sus negociaciones con BBVA. Así, Sabadell se ha propuesto desarrollar un nuevo plan de negocio que estará centrado en el mercado español, lo cual podría dejar fuera de la ecuación a la su filial británica, TSB. Esta ha sido la primera vez que la entidad presidida por Oliu reconoce de forma pública la posibilidad de vender su filial británica, una franquicia con la que se hizo el pasado año 2015 cuando se la compró a Lloyds por 2.340 millones de euros al cambio de aquel momento.

La negociación no está cerrada del todo 

Aunque BBVA y Sabadell han dado por cerradas las negociaciones sobre su eventual fusión este viernes, Díez no descarta que ambas entidades vuelvan a plantear su unión en un futuro.  «La fusión era una buena noticia. No la daría del todo por cerrada. Estas cosas se saben como empiezan, pero no como acaban», decía el experto en el canal de televisión especializado en información económica.

Sobre la actual situación del sistema financiero español, Díez explica a Negocios TV que el contexto está marcado por los bajos tipos de interés y la mayor competencia tecnológica. «Los tipos de interés están al 0, lo que reduce el margen del negocio. También estamos viendo una nueva entrada de competencia tecnológica, que es el gran reto de las entidades para adaptarse a la nueva realidad del mercado. Y desde 2008 la reducción del stock de deuda de las empresas y familias españolas se ha reducido. Todo esto ha comprimido los márgenes del sector y, en ese aspecto, tiene sentido que haya proceso de concentración», decía.

El consumidor 

El sistema financiero comenzó su proceso de concentración en 2009. Desde entonces hasta hoy, el número de entidades bancarias se ha reducido cerca de un 80%, aunque el entorno español sigue siendo ultracompetitivo, según el experto, por lo que el consumidor no saldrá perjudicado por la ruptura entre BBVA y Sabadell.

Un ejemplo de ello es que las hipotecas se están concediendo con los diferenciales sobre Euríbor más bajos de la historia, en el entorno de 2008.»El consumidor no tiene ese problema en este momento, y no no tiene pinta que eso vaya a cambiar. De hecho, lo que estamos viendo es una presión competitiva de nuevos entrantes en segmentos», dice Díez.

Lo último en Economía

Últimas noticias