CGT incendia las redes sociales denunciando que Correos “maltrata” a sus trabajadores

Correos
Javier Cuesta Nuin, presidente de Correos.

Ayer Correos celebró la “Jornada de Reconocimiento de Empleados 2017” en la Real Fábrica de Tapices de Madrid bajo el lema “Tú nos haces únicos. Sin embargo, la celebración se tornó gris, CGT Correos Federal lanzaba una campaña en las redes sociales #CorreosNoMeRespeta que en cuestión de minutos corría como la pólvora. El sindicato denuncia que la sociedad pública liderada por Javier Cuesta Nuin “maltrata a los empleados” y asegura que “tiene actitud de coacción, cada día las condiciones de trabajo son peores”.

De manera anual Correos celebra la Jornada de Reconocimiento de Empleados, una cita en la que la compañía felicita a “todos los empleados por su implicación y compromiso, así como la aportación individual en los logros que está consiguiendo la compañía”, según reza una nota oficial de la compañía. A pesar de felicitar a “todos los empleados”, solo aquellos que “reciben la invitación pueden ir a la celebración”, aseguran a OKDIARIO desde CGT Correos Federal.

CGT incendia las redes sociales denunciando que Correos “maltrata” a sus trabajadores
Invitación de Correos en la Jornada de Reconocimiento de Empleados modificada con el llamamiento de CGT (Foto: Twitter)

Un día de festejo dentro de Correos que, sin embargo, se topó con protestas por parte de los empleados de la empresa a las puertas de la maravillosa Real Fábrica de Tapices de Madrid. Pero las denuncias no se quedaban solo en la calle Fuenterrabía, CGT Correos Federal lanzó una campaña en las redes sociales con al grito de #CorreosNoMeRespeta donde se agolpaban los mensajes de denuncia contra la empresa pública.

En declaraciones a este periódico, el sindicato CGT Correos Federal denuncia que la empresa pública “maltrata a los empleados”, además, asegura que la empresa “tiene actitud de coacción los trabajadores y cada día las condiciones de trabajo son peores”.

La portavoz de CGT Correos Federal explica que “la sobrecarga de trabajo no la podemos cubrir, es imposible”. Las principales consecuencias llegan, incluso, a convertirse en problemas de salud en los trabajadores.
Según denuncia el sindicato, se obliga a la plantilla a que “la producción sea cada día más alta, pero no de manera eventual, sino como una manera de trabajo diario”. Y añade: “Movimientos repetitivos en las cadenas y puestos de trabajo durante días, semanas y meses saltándose la normativa en materia de Prevención de Riesgos Laborales”.

Aseguran, además, que cada uno de los distritos tienen cada día un radio más amplio, un hecho que hace “imposible que podamos cumplir con todas las entregas, no podemos cubrir en una jornada 14 kilómetros de reparto”, concluye. La empresa, explica, argumenta que se lleva a cabo esta amplitud de radio porque "el volumen de cartas postales ha descendido, pero claro, ha aumentado el de paquetería".

No duda en argumentar la portavoz de los trabajadores que Correos combina “lo peor de una empresa privada y lo peor de una empresa pública”. Explica que tiene “los niveles de explotación al nivel de la privada y el nepotismo propio de las compañías públicas”.

A finales de 2016, Correos fue sancionada por Inspección de Trabajo por formalizar 600 contratos de trabajo al haber contratado sin llevar a cabo proceso de selección transparente a uno de cada siete empleados temporales en Coruña durante 2016.

Todas estas denuncias expuestas por CGT Correos Federal están siendo refrendadas por las quejas individuales de los empleados en las redes sociales.

En los últimos cinco años la empresa pública Correos ha hecho un recorte de plantilla de 15.000 personas y se enfrenta a un año complicado desde el punto de vista financiero. La compañía ha visto recortada su partida de dinero público procedente de los Presupuestos Generales del Estado, este 2017 ha recibido 120 millones de euros frente a los 180 millones de euros del año pasado. 

Además, el Gobierno tiene previsión de que Correos triplique las pérdidas este año hasta los 166 millones de euros, frente a los 51,5 millones de euros. 

Lo último en Economía