Los sindicatos hablan de una evidente fragilidad empresarial

La plantilla de Correos, preocupada: tras 15.000 despidos en 5 años afronta un recorte de 60 millones

Correos
Buzones de Correos, empresa pública española.

La preocupación de los trabajadores de Correos va a más. Tras vivir 15.000 despidos en los últimos 5 años, ven ahora cómo el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, actualmente en tramitación, propone un recorte de 60 millones de euros en la financiación la prestación del Servicio Postal Universal al que tiene derecho la ciudadanía.

Los sindicatos, con CSI-F a la cabeza, han enviado una carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y a la presidente de la SEPI, Pilar Platero, en la que exponen las preocupaciones de la plantilla, que ha visto como el importe para Correos pasa de los 180 millones de euros de 2015 y 2016, a los 120 millones actuales, una cantidad que, según CSI-F, está muy lejos de cubrir la financiación real que se necesita.

La explicación no es sencilla. “No hay ninguna variación en la dimensión del SPU que justifique esta medida”, explica el sindicato, que tampoco entiende que se haga ahora, en «plena recuperación económica», y no en «el periodo de recesión sufrido en los últimos años». Incluso, también explican en esta carta que los 180 millones que se tomaban como referencia “ya estaban muy lejos de cubrir la financiación real del Servicio Postal Universal”.

Por lo tanto, lo primero que reclaman conocer “es la motivación de ese recorte por parte del Ministerio de Fomento”, según explican en la carta. “El derecho de acceso a los servicios postales de miles de ciudadanos y miles de empresas; la viabilidad económica de una empresa como Correos, con una evidente fragilidad empresarial, y en un lugar no menos destacado el empleo de una empresa que ha reducido su plantilla en 15.000 efectivos en los últimos cinco años”, son las principales preocupaciones de los trabajadores.

Según el sindicato, el recorte planteado originaría “nuevas reducciones de empleo” lo que demanda por su parte “una reorientación de la asignación presupuestaria a un servicio público como el postal “que, incluso, en años anteriores ha sido financiado por debajo de las estimaciones más prudentes (180 millones frente a los 230 que las organizaciones sindicales consideran la cuantía necesaria para su correcta prestación)”.

CSI-F también denuncia los contratos de 4 horas

Los contratos de cuatro horas son, según CSI-F, una modalidad que “no fortalece el empleo de calidad”. Así lo explica Manuel González Molina, Presidente Nacional del Sector de Entidades Públicas Estatales (EPE) de CSI-F, “porque hay a gente que le parte en dos y en algunos casos de manera escandalosa. No hace mucho veía un caso de una chica que está en la Bolsa de Empleo que tenía un contrato a tiempo completo y que para terminar los dos últimos meses le hicieron uno de cuatro horas y por la tarde, con la disyuntiva de que ‘si no aceptas te caes de la Bolsa’. De repente, la muchacha, que estaba dando unas clases particulares para completar ingresos, se vio obligada a tomar la decisión, a prescindir de esas clases imaginando la posibilidad de obtener algún día un contrato fijo en Correos”.

La precariedad ha llegado hasta el punto de que José Rico, responsable de CSI-F de la U.A. Madrid, asegura que “hoy en día, te encuentras con gente que te dice: ‘Al menos, he firmado cuatro horas’. Y entonces, cuando lo escuchas, te echas las manos a la cabeza. Y te preguntas: ‘¿hasta dónde hemos llegado?’”.

Lo último en Economía

Últimas noticias