Transporte

Cabify se adelanta a Uber con el primer pacto con taxistas de España en Santander

Uber
Aplicación de transporte

La entrada en la ciudad cántabra se ha hecho supuestamente sin informar a la emisora mayoritaria, que agrupa unas 200 licencias. Son unos 30 taxis según aseguran algunas fuentes.

Santander es desde este jueves la ciudad donde Cabify ha puesto en marcha un proyecto de colaboración con los taxistas que les permitirá trabajar por primera vez con taxis. De esta forma, la empresa española presidida por Juan de Antonio logra adelantarse a Uber, la multinacional norteamericana que también está detrás de conseguir ese acuerdo con taxistas en algunas ciudades que le permita ampliar su portafolio fuera de las conocidas y polémicas licencias VTC.

Según ha informado Cabify, a "partir de este jueves 25 se podrán solicitar viajes urbanos en taxi a través de la aplicación de Cabify. Esta integración del servicio de taxi en Cabify es un hito especialmente relevante para la movilidad urbana de España y representa el primer paso hacia un futuro del sector, que pasa por integrar la mayor variedad de opciones posibles para los usuarios".

Cabify no ha dado a conocer con cuántos taxis ha hecho el acuerdo, pero desde las asociaciones de taxistas cántabras se asegura que serían unos 30 vehículos. El objetivo de la empresa impulsada por Seaya Ventures es poner una pica en Flandes para competir directamente con las emisoras y para ello ha facilitado una web a través de la cual los taxistas pueden apuntarse para empezar a trabajar con ellos. La gestión de la emisora mayoritaria santanderina no convence a todos y muchos taxistas se han quejado de los precios cobrados por los gestores.

El objetivo de Cabify es poner una pica en Flandes para posicionar su marca compitiendo con las cooperativas de taxistas

Manu Andoni Ruiz, presidente de los taxis cántabros, asegura a OKDIARIO que desconocía el movimiento y señala su sorpresa: "Cabify no se ha puesto en contacto con nosotros que representamos a unos 300 vehículos en toda Cantabria (200 en Santander) ni tampoco con la otra asociación", a la que están asociadas unas 30 licencias.

Este líder taxista asegura que será este mismo jueves cuando empiece a observar cómo funciona Cabify, un inesperado nuevo competidor en Santander. "Habrá que llamar a uno", dice.

El movimiento se produce en una de las provincias que ha tenido hasta ahora un sector del taxi más contrario a la colaboración con las apps Uber y Cabify. La Federación Cántabra del Taxi ha mantenido una postura muy próxima a las que han mantenido la Federación Profesional del Taxi en Madrid, contraria a la colaboración con Cabify o Uber.

No obstante, no ha podido evitar que Cantabria sea según asegura "la comunidad con la ratio de VTC por taxi más elevada".

Uber también quiere

Uber, la competidora de Cabify en la VTC que actualmente está en Madrid, Costa del Sol o Valencia, también lleva tiempo valorando la posibilidad de entrar en el mercado del taxi y ya ha hablado con algunos representantes taxistas. Las órdenes desde California son crecer en todos los ámbitos y llevar a los taxistas como aliados ahí donde sea posible. El pasado 11 de abril la compañía publicó su folleto para salida a bolsa con desastrosas críticas de analistas. El analista David Trainer considera su OPV "más peligrosa que la de Lyft. Asegura que su valoración (cerca de 100.000 millones de dólares) "no tiene sentido" en una empresa que pierde 3.000 millones.

Uber se la juega en su salida a bolsa con un modelo que no consigue hacer rentable

Uber ha presentado un modelo que ha sido muy criticado por la dificultad para obtener rentabilidad y los problemas regulatorios en casi todos los mercados. La compañía se la juega en su salida pública. Lyft ya ha perdido un 20% en su primer mes de cotización bursátil y está valorada en 16.000 millones de dólares, si bien tiene un mercado principalmente norteamericano. Uber está en todo el mundo, lo cual le impide encontrar las economías de escala que logren rentabilidad en muchos mercados.

El mercado ha pasado del monopolio de las emisoras a la posibilidad de agruparse en otras aplicaciones como MyTaxi (Daimler), que desde hace unos meses se presenta como gestor de "servicios de movilidad" tras haberse unido con Car2Go (también Daimler) para crear Share Now, otro gestor de flotas que competirá con las apps en este potente movimiento de la constructora.

Con 62.000 millones de capitalización, Daimler es un gigante frente a Cabify y Uber

Con 62.000 millones de capitalización, Daimler es un gigante frente a Cabify y Uber. Una empresa que además se puede permitir tener pérdidas mientras sigue vendiendo coches y siendo rentable en su negocio principal, al contrario que otras.

El valor del mercado de transporte urbano en España es desconocido porque no hay estudios fiables pero se valora en más de 2.000 millones anuales. En ciudades medianas, las emisoras tienen el control. Este es el mercado que quiere atacar Cabify, a la vez que "aprovechar el reconocimiento de la marca Cabify en España para integrar este servicio y dinamizar todavía más su uso".

Últimas noticias