Banca y Bolsa

¿Demasiado optimismo? Lo peor no ha pasado para los bancos del Ibex pese a recuperar niveles precovid

BBVA Ibex 35
BBVA en la Bolsa de Madrid.

Los bancos españoles comienzan a presentar sus resultados de 2021, unas cifras que, según las previsiones del consenso de analistas, serán más elevadas que las registradas en 2020, con lo que el negocio bancario recuperaría niveles previos a la aparición del coronavirus, justo a las puertas de hacerlo también en el Ibex 35. Sin embargo, algunos expertos advierten de que lo peor todavía no ha pasado para el sector.

En concreto, los expertos esperan que los bancos cotizados hayan obtenido unas ganancias netas de 20.130 millones de euros en 2021, en contraste con los 5.535 millones que perdieron en conjunto en 2020 y muy por encima de los 13.870 millones de 2019.  “Hasta septiembre, el sector bancario español generó algo más de 11.100 millones de euros, una vez formalizadas las absorciones de Bankia y Liberbank”, subraya Diego Morín, analista de IG.

Se espera que  los beneficios obtenidos por los bancos del Ibex 35 superen los registrados antes de a la pandemia gracias a la recuperación de la actividad económica, que se vio interrumpida durante 2020. Las expectativas de mejora de márgenes, ante esa perspectiva de recuperación de la economía y de endurecimiento monetario por parte de los bancos centrales para frenar la inflación, han convertido a los bancos en uno de los sectores más atractivos en este 2022. Una cuestión que se nota en sus cotizaciones, con subidas que van desde el 7% de Banco Santander hasta el 17% que roza Caixabank.

En Beka Finance Private Banking consideran que el mercado ya ha descontado en parte la evolución positiva de los resultados, en especial de aquellos sectores como el financiero cuyas expectativas son más positivas por la fase del ciclo económico y las expectativas de subidas de interés para los próximos meses. “A nivel de valores concretos y de sector en general, en tan solo medio mes de mercado ya se puede observar un mejor comportamiento relativo en este inicio del 2022 fruto de esas mejores expectativas relativas”, José Miguel Fernández, su responsable de renta variable.

Bankinter, el primero

Bankinter es el primero de los bancos del Ibex 35 en presentar resultados. Los expertos esperan que continúe recuperándose de la salida de Línea Directa a través de las líneas de sus principales líneas de negocio, la banca privada y personal, impulsadas por créditos hipotecarios y al consumo.

La semana que viene informarán de sus resultados Sabadell y Caixabank. En el caso de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri el mercado prevé que los rendimientos de ciertos negocios Bankia, tras la fusión, y las plusvalías por la venta de Erste Bank mejoren sus beneficios. Asimismo, la venta de su filial en Andorra debería notarse en las cuentas de Sabadell, que ya se benefició en el tercer trimestre de 2021 de la vuelta a beneficio de su filial británica.

Los últimos bancos del Ibex 35 que comunicarán sus resultados, ya en febrero, serán Banco Santander y BBVA. Los expertos esperan que el gran ahorro de costes y dotación de provisiones del pasado año ayuden a la entidad presidida por Ana Botín a mejorar la rentabilidad, con México, EEUU y Reino Unido como sus principales motores de crecimiento. Para el banco que lidera Carlos Torres, tras la euforia desatada por la puesta en marcha de su programa de compra de acciones, la incertidumbre se mantiene sobre el impacto que Turquía tendrá en sus resultados.

“La mayor parte de las entidades han realizado un fuerte ajuste tanto en la red de oficinas como en personal, y aunque sufrirá los efectos de financiar estas operaciones, también empezarán a verlo reflejado en una reducción de costes. A esta mejora en la competitividad se espera un incremento de los ingresos por comisiones y la liberación de provisiones”, subraya Joaquín Robles, analista de XTB.

Expectativas para 2022

En cualquier caso, el foco volverá a estar sobre los datos que las entidades ofrezcan para el conjunto de este 2022, de forma especial en el impacto de la recuperación del euríbor y, por tanto, la mejora que puede suponer en el margen de intereses y en el beneficio de cada entidad, además de en las mejoras de eficiencia tras la implementación de esos programas de recorte de costes.

La reacción del mercado, advierten en Tressis, dependerá de cuánto se desvíen las cifras publicadas para el trimestre frente a las expectativas y el optimismo o moderación de las guías para el conjunto de 2022. Las fuertes subidas de 2021 y de inicio de este año les invitan a ser prudentes. “Los bancos han cotizado que lo peor que podía pasar ya lo hemos visto, pero los problemas fundamentales del sector continúan”, advierte Pérez.

Y es que los bancos españoles todavía se enfrentan al mantenimiento de bajos tipos de interés durante un periodo prolongado de tiempo, la entrada de nuevos competidores en algunos de sus negocios o el incremento de la mora y los activos dudosos cuando terminen las ayudas económicas para paliar los efectos de la crisis.

Lo último en Economía

Últimas noticias