Fuga de empresas de Cataluña

Banco Sabadell rechaza la petición de Torra de volver a Cataluña

Sabadell
El presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu y el consejero delegado, Jaume Guardiola. (Foto. EFE)

Banco Sabadell trasladó su sede desde Cataluña hasta Alicante

Quim Torra quiere convencer a las empresas que se fugaron por la deriva independentista

Elsa Artadi, consejera de Presidencia de la Generalitat, ha trasladado este verano a Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, su deseo de que la entidad con sede ahora en Alicante retorne a su lugar de origen: Cataluña. Sin embargo, la respuesta del banco ha sido rotunda: "Nos quedamos donde estamos".

Quim Torra pidió a su número dos, Elsa Artadi, que se encargara del retorno de las grandes empresas que se fugaron de Cataluña. Una empresa que no le está siendo nada fácil a la consejera de Presidencia de la Generalitat, que se ha topado con un rotundo ‘no’ por parte de Banco Sabadell.

Fuentes próximas a la Banco Sabadell aseguran que el cambio de sede fue una decisión muy meditada y que, de momento, no hay ninguna razón para volver a Cataluña. Desde el banco históricamente catalán entienden que, aunque se quisiera, no se puede estar cambiando de sede constantemente.

Desde la entidad no han querido hacer ningún comentario, pero aseguran que la decisión del cambio es meditada: "En el momento en el que se planteó el cambio se estudió mucho y se tomó la decisión".

Y es que la decisión de trasladar la sede de Banco Sabadell a Cataluña se antoja irreversible. Desde la entidad entienden que, para el regreso, tendría que haber una razón del mismo peso que la que tuvieron para irse. Algo que a día de hoy parece muy complicado.

Desde la Generalitat, sin embargo, se muestran mucho más optimistas con la respuesta de CaixaBank, que trasladó su sede a Valencia. Artadi también se pondrá en contacto, si es que no lo ha hecho ya, con algún alto directivo de la otra histórica entidad financiera catalana que hizo las maletas tras la deriva independentista.

La idea de Quim Torra pasa por convencer a las grandes empresas que se marcharon de Cataluña para que vuelvan. El objetivo: aparentar una confianza y seguridad jurídica en una región controlada por políticos que insisten en desafiar a la Ley hasta lograr su máxima, que no es otra que la independencia de Cataluña, cueste lo que cueste.

Lo último en Economía